Locura en Miami por el clásico que jugarán Barcelona y Real Madrid

El fanatismo de los estadounidenses por el fútbol sigue creciendo y una nueva prueba de esto es lo que sucedió este lunes: los más de 60 mil boletos disponibles para el partido entre Barcelona y Real Madrid se agotaron en apenas 20 minutos, lo que significa que el Hard Rock Stadium estará repleto, según consignó Infobae.
Ni siquiera la final de la Copa América Centenario, disputada en Estados Unidos en 2016, había provocado semejante demanda por conseguir una entrada.
El clásico español, que cuenta con más de 100 años de historia, se disputará el próximo 29 de julio en el marco del certamen amistoso llamado International Champions Cup (ICC).
El Hard Rock Stadium cuenta con alrededor de 65.000 butacas y los precios oscilaban entre los US$ 400 ($6.000), en la sección standing room (sin asiento), y los US$ 4.500 ($67.000). Pero eso no es todo, ya que en la reventa ayer mismo ascendió a 25.000 dólares. 
Pero en la página dedicada a la compraventa de entradas Stubhub ya tienen disponibles más de 1.500 boletos en reventa, que tienen precios que van desde los 649 la más barata hasta los 9.999,99 dólares en la zona noble del recinto.
Desde que se anunció el 10 de marzo que Real Madrid y Barcelona harán una parada en Miami en su preparación para la próxima temporada ha ido en aumento la expectativa en la población de una ciudad en la que el 65% de su población es latina.
Para este encuentro, que se disputará en el estadio donde habitualmente juega el equipo de fútbol americano Miami Dolphins, los organizadores quieren seguir el ejemplo del Super Bowl, con numerosos eventos en los días previos y actuaciones durante la noche del choque, como las del rapero Flo Rida.
Este será el segundo partido que enfrentará a Real Madrid y Barcelona fuera de España, después de que se vieran las caras en 1982 en el estadio Farid Richá de la ciudad venezolana de Barquisimeto, con victoria para el conjunto blanco por 1-0.
Stephen Ross, propietario de los Miami Dolphins, ha comentado en una rueda de prensa que se trata de un “sueño hecho realidad”, pues un duelo entre Real Madrid y Barcelona es “uno de los mayores eventos deportivos del mundo”. Cada partido entre ambos es “una guerra y no hay nada de amistoso”, añadió.
Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales del Real Madrid, dijo que este partido responderá a la pasión por el fútbol en Miami y será un símbolo del deporte sin fronteras. “Un Real Madrid-Barcelona es el mejor partido y el más especial que cualquier aficionado del mundo puede ver”, aseguró en el acto de presentación al que habían asistido dos exjugadores de ambos equipos, el defensor brasileño Roberto Carlos y el delantero búlgaro Hristo Stoichkov, así como Dan Marino, el mítico jugador de los Dolphins, entre otros.
El Barça estuvo representado por su vicepresidente, Manel Arroyo, quien consideró que con este clásico se está haciendo historia.    
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...