Diez claves de un Gimnasia y Tiro en alza y con ilusiones latentes

Gimnasia y Tiro se metería por primera vez en mucho tiempo en un reducido final por un ascenso directo el próximo domingo, siempre y cuando venza a Unión Aconquija (a las 16:30, en el Gigante del Norte) y mientras Unión Villa Krause y Sportivo Patria (juegan entre sí) no sumen de a tres.

Es cierto, pese al sobrado optimismo que irradian sus futbolistas y a la prueba superada con creces y autoridad ante Chaco For Ever en Resistencia, el albo aún no ganó nada; sin embargo, el pasaje a la selecta junta de los cinco equipos que lucharán por la gloria parece estar a la vuelta de la esquina.
Al margen de las fisuras y flaquezas del equipo de Duilio Botella, el buen momento del albo se sostiene en diez ítems altamente positivos que lo convierten en candidato. 
De atrás para adelante, tiene consigo a uno de los mejores arqueros de la categoría, el impecable Darío Sand, que salvó al equipo de complicados sofocones y afianza su seguridad partido a partido, quien decidió quedarse a pelear en Gimnasia pese a las ofertas que tuvo al final del torneo pasado.
La defensa, por su parte, pese a haber sido el talón de aquiles del equipo a lo largo de la temporada y el sector de la cancha con más variantes nominales, encontró su pico más bajo ante Sportivo Patria, pero supo aprender de los errores y reivindicarse en los dos últimos encuentros, encontrando en la dupla de centrales un complemento entre la jerarquía de Julio Villarino y la garra del Bocha Rodríguez.
Los laterales como salida constante por las bandas como factor sorpresa cada vez que el juego interior no es la solución más efectiva en ataque (con los tándem    Bárzola o Bellone- Bulgarelli o Ceratto por derecha; y Fabio Giménez - Sequeira por izquierda) también componen una de las claves de un Gimnasia vertical que no renuncia a atacar, pese a pagar en ocasiones las consecuencias. 
El albo también capitaliza a su favor a dos delanteros que se complementan, como Nicolás Aguirre (pese a su bajón de los últimos partidos) y Juan Martín Amieva, este último, el segundo mayor goleador de la categoría con 13 tantos y el de mejor promedio en la ecuación partidos jugados-goles convertidos (entre los dos suman 23 tantos, el 50 por ciento del total de goles del equipo en el certamen).
A la hora de destacar los atributos en el haber de este Gimnasia no se puede soslayar la importancia de la impronta de su DT, Duilio Botella, quien llegó a mitad de camino con el desafío de transmitir e impregnar su estilo en el grupo en poco tiempo, con una mentalidad ganadora y una oratoria que suele ser reconocida por el grupo. 
Además, pese a no ser un equipo largo, Gimnasia intenta proponer en el colectivo por encima de las individualidades y se resiente poco con las bajas. 
Y como si fuera poco, logró sobreponerse a los bajones y a las mesetas de fines de 2016 y trasla caída en Formosa.
Al albo, también y fundamentalmente, se le abrió el arco que tanto se le había cerrado el año pasado, siendo por lejos el equipo más goleador de la competencia (47).
Por otra parte, superó pruebas de carácter complicadas como la victoria en el clásico y el triunfo en Chaco. Y para completar la decena de claves, merece incluirse también el acierto de la dirigencia, que confió en jugadores que habían sido fustigados y cuestionados hace un año y que hoy rinden.


 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿A cuál delantero del medio local debe convocar Sampaoli?

A Lucas Alario
A Darío Benedetto
A los dos
ver resultados

Importante ahora

cargando...