*

Contener a chicos con altas capacidades, el nuevo desafío de la escuela
Contener a  chicos con altas  capacidades, el  nuevo desafío  de la escuela

Padres de chicos con altas capacidades intelectuales (ACI) luchan en Salta por políticas públicas que los contengan y maestros que comprendan que tienen otros ritmos de aprendizaje. Se estima que un 2,4% de los niños en edad escolar tiene esta condición, que puede terminar siendo un problema sin el tratamiento adecuado.

"Nuestros principales objetivos son la reglamentación e implementación del artículo 93 de la ley nacional de educación, la creación de una secretaría para la atención de las altas capacidades dentro del Ministerio de Educación de la Nación y la capacitación docente para atender a los niños", dijo a El Tribuno Macarena Liaci, delegada en Salta de la organización Padres Embajadores ACI.

Un 2,4% de los alumnos tiene capacidades intelectuales que se consideran elevadas con respecto al promedio según indica un relevamiento de Padres Embajadores que se hizo en noviembre. La cifra concuerda con la estimación de la Organización Mundial de la Salud, que indica que el 2,5% de los niños tiene ACI.

En Salta, los padres impulsan una campaña por la inclusión en las instituciones educativas. "Vemos que la escuela actual excluye a los niños que tienen otros ritmos de aprendizaje. Las maestras no saben qué hacer y los normalizan en tareas y actividades. Entonces los niños se aburren en las aulas o se vuelven inquietos", dijo Liaci.

En Salta, solo una institución escolar de primaria está en condiciones de integrar en el aula a niños con diversidad de capacidades, según Padres Embajadores ACI.

Profesionales de la educación y la psicología señalan que los niños con altas capacidades intelectuales tienen también necesidades educativas específicas para lograr el desarrollo.

Los padres están preocupados por el vacío normativo y la falta de información sobre el tema. Saben que sus niños necesitan una intervención especial y que todavía hay mucho para investigar y estudiar.

"No son enfermos"

"No queremos falsos diagnósticos porque nuestros niños no son enfermos. Queremos que el Estado se encargue y que cumpla con la ley. Que capaciten a los docentes para que las aulas sean un verdadero espacio de integración", concluyó Liaci.

Para Viviana Bazán, presidenta del Colegio de Psicopedagogos, la escuela tiene que buscar estrategias para retener a los chicos con altas capacidades intelectuales.

"No dejan de ser niños con necesidades especiales. Son alumnos que demandan atención constante. Aprenden rápido, terminan las tareas antes y se aburren", describió la especialista.

Bazán afirmó que una de las herramientas en el aula puede ser designarlos como ayudantes de otros compañeros o asistentes de los maestros para mantenerlos ocupados. Otro camino es darles consignas especiales. "Hay que prestarles mucha atención y abordarlos porque, de otra manera, pueden tener un fracaso escolar. En muchos casos los rotulan como chicos problema, me tocó verlo en muchos casos", afirmó.

La especialista enfatizó en que el sistema educativo tiene que hacerse cargo de darles las respuestas que necesitan. "Hay una institución privada que los contiene en Salta pero es costosa. El Estado debe darles posibilidades", definió.

No encontrar contención en la escuela hace que las familias deambulen por consultorios en busca de soluciones. En muchos casos, los chicos reciben diagnósticos errados, como "desorden oposicional desafiante", "desorden obsesivo compulsivo" o "desorden bipolar" y pasan años sin llegar al espacio que los acerque a su derecho a recibir la mejor educación.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...