Una multitud, en el cumple del Mercado Vaquereño

El Mercado Vaquereño lució todas sus galas en su cumpleaños número tres, ayer. Los 100 puestos fueron copados por miles de visitantes que los dejaron pelados antes de las tres de la tarde. Es que en estos tres años, este mercado de la gente fue ganando prestigio por la calidad de sus productos y los muy convenientes precios. El paseo se vuelve un deleite para la familias, en el marco de un paisaje maravilloso hacia el norte de la capital. "Estamos felices, este cumpleaños del mercado ha superado nuestras expectativas", dijo Olga Lubel, referente entre los puesteros vaquereños. "Hubo 100 puestos con gente que vino de toda la provincia y de Jujuy con sus producciones. Llegaron desde Aguaray, desde La Poma, Nazareno, de San Carlos, de Cachi, de la Red Puna de Jujuy, de Tilcara, y de muchos otros lugares", detalló.

El mercado vaquereño, con la calidez de un sol arrollador en pleno invierno, reunió a miles de personas que visitaron la feria, que logró una excelente venta. "A las 14 ya no había qué comer, y los productores vendieron todo lo que trajeron. Fue realmente hermoso", dijo Olga.

Desde Marcos Paz, provincia de Buenos Aires, llegó al mercado de Vaqueros el farmacéutico Carlos Alberto Vicente, quien desde 1986 trabaja en el rescate y defensa de las plantas medicinales argentinas, y desde 1998 está dedicado a la difusión de información para la protección de la biodiversidad para el sustento de los pueblos desde las organizaciones Grain y Acción por la Biodiversidad. Este militante ecologista que disertó en el cumpleaños del mercado vaquereño se mostró impresionado con lo que se ha logrado en Salta. "Conozco ferias de todo el país porque las recorro y esta de Vaqueros es hermosa. Me impresionó la multitud, además son de destacar los logros de los pequeños productores, que bautizaron el nuevo tractor de su asociación. Otra cosa increíble fue el encuentro e intercambio de semillas en la casa de soberanía alimentaria y hubo gente del movimiento nacional campesino indígena de todo el país, de la Red Puna de Jujuy y trajeron sus semillas para intercambiar". Destacó: "Un productor de Tilcara que tiene más de 200 semillas de diferentes especies nativas, de plantas medicinales, de flores ornamentales y otros cultivos, sorprendió a todos con lo que sabe. Quedé con la boca abierta en el mercado vaquereño, no solo por la diversidad de alimentos y de semillas, sino por las artesanías y la variedad de productos. Es una feria muy hermosa, muy especial, que recupera el vínculo directo entre el productor y el consumidor con producciones agroecológicas".

Compromiso

El espíritu solidario tiene respuesta en los artistas que se sumaron ayer a las propuestas de la feria. Para los chicos actuó Taky Taky, luego Kmila Reynoso y Los Azotes. Las danzas llegaron con el ballet Acullico, continuó Abuelo Mono y también se presentó el espectáculo infantil de Patricio García Reinoso, para terminar con la batucada de Chekumpá.

"Siempre hemos tenido respuestas positivas de los artistas, yo supongo porque cuando se trata de una movida desde la solidaridad y no desde la mezquindad, eso produce una respuesta. Por eso seguimos tres años después. Yo creo que sí es posible un mundo mejor, y que hay que construirlo. No fue casualidad de que se hiciera la feria un sábado después del Inti Raymi, porque de verdad creemos que es un nuevo ciclo", dijo Olga Lubel.

Escuela a cielo abierto

Están abiertas las puertas para formar parte del mercado vaquereño. “Tenemos un reglamento que fue acordado por los puesteros que es bueno que conozcan antes de formar parte”, dijo Olga Lubel. 

Para integrarse, los interesados pueden acercarse los sábados por la mañana al mercado vaquereño y contactarse con los puesteros para que los asesoren para el ingreso.

Olga anticipó: “Vamos a abrir la Escuela del Mercado, para enseñar artes y oficios a cielo abierto. Así que convocamos a los especialistas en algo a inscribirse para enseñar”. 

“Hay mucha gente que se queda sin trabajo y esta es una forma de ayudar. La verdad que es muy importante que continúe esta construcción colectiva de los pequeños productores y artesanos del departamento de La Caldera. Porque es un espacio donde siempre hay horizontalidad en la toma de decisiones, todo orientado al bien común”, finalizó. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...