“Ponete en mis zapatos”, un llamado para precandidatos

La Fundación Juntos a la Par Diabetes 1 Salta lanzó recientemente la campaña “Ponete en mis zapatos”, destinada a precandidatos a los cargos de concejal, diputado y senador. El objetivo es que los futuros legisladores registren su experiencia de pasar una jornada haciéndose controles de glucemia, practicando la actividad física requerida y alimentándose de acuerdo con los permitidos y prohibidos de una persona con diabetes tipo 1. 
Rossana del Frari, presidenta de la fundación, le contó a El Tribuno que para ello se le entregará a quien lleve a cabo el experimento un glucómetro con el que el precandidato medirá su nivel de glucemia en diferentes horas del día, al desayunar, almorzar, merendar y cenar, entre las comidas y a las 3 de la madrugada. Todo esto debe ser filmado en ese momento y con cada medición. 
También deben seguir a rajatabla un plan de alimentación en el que están completamente prohibidas las bebidas alcohólicas y gaseosas que contengan azúcar, los productos panificados y de pastelería, los lácteos enteros y los dulces con azúcar refinada. Entre los permitidos se encuentran las verduras y frutas, las carnes magras como el pollo y el pescado, y los lácteos descremados. 
Los registros de imágenes serán editados y subidos a Facebook y al canal de YouTube de Juntos a la Par, para que los ciudadanos vean las prácticas y las emociones que fueron registrando los precandidatos. Antes de comenzar el ensayo también ellos recibirán las tiras reactivas y un anotador para escribir sus sensaciones.
En una nota publicada el miércoles pasado por El Tribuno se informó acerca de la preocupación del servicio de Diabetes y Metabolismo del Hospital Materno Infantil de la ciudad porque los casos de diabetes en niños han aumentado de manera significativa. 
Según registros de la institución, el histórico indicaba el ingreso de 12 pacientes nuevos por año, mientras que en la primera mitad de 2017 ya entraron 13 niños con diabetes. A su vez, el 10 por ciento de los pacientes asentados en el programa provincial Diabetes de Salta son niños. 
Como los futuros funcionarios recibirán los proyectos de ley presentados por iniciativa popular y darán origen a las leyes, la Fundación apunta a sensibilizarlos para que se interesen en las condiciones de vida de personas que padecen una enfermedad que tomó las dimensiones de una pandemia global. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diabetes afecta a 382 millones de personas en el mundo y, de acuerdo con sus proyecciones, será la séptima causa principal de muerte para el 2030. 
“Entendemos que la postulación para representarnos es una gran responsabilidad, un gran compromiso y, al mismo tiempo, una gran muestra de amor para nuestra provincia. Es por ello que deseamos que cada precandidato conozca esta realidad que padecen muchos niños. Como ciudadana y como presidenta de la fundación anhelo que todos pasen por esta experiencia y que cada precandidato llegue a su banca tan esperada, sabiendo que después de este desafío pudo conocer la realidad de nuestros niños con diabetes”, señaló Rossana del Frari. 

Otras demandas

La Fundación también requiere de la voluntad política para obtener un terreno que les permita seguir realizando actividades como charlas con médicos y nutricionistas, talleres de recreación para los niños y de cocina sin azúcar para los padres que dejaron de hacerse en el quincho de la casa de Rossana, porque este espacio se colmó conforme fueron acercándose nuevos integrantes al grupo. Mientras ve que las posibilidades de su fundación no se corresponden con las demandas de los niños diabéticos, Rossana recordó que ellos nombraron padrinos de la fundación al gobernador Urtubey y a Isabel Macedo

Por más tecnología

Rossana del Frari destacó que para un niño diabético es crucial estar bien monitoreado. Para ello existen los equipos free style libre y I-port Medtronic, tecnología importada que permitirá al insulino-dependientes medir sus niveles de glucemia sin someterse a pinchazos en los dedos y aplicar esta hormona mediante un puerto, sin inyectársela en los brazos. “Hay gente sin obra social que se hace atender en el Hospital Público Materno Infantil y debe comprar los dispositivos con sacrificio. Por eso pedimos al programa del Gobierno que le dé el I-port porque el niño sin obra social seguro tiene moretones en su piel y lastimados”, señaló. 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que los baños sean mixtos en las oficinas públicas y comercios?

Importante ahora

cargando...