Una procesión con firme devoción gaucha

Al mirar la imagen en procesión, los gauchos se quitaban el sombrero y lo ponían en su pecho, como gesto de respeto y devoción.

Al cierre de esta edición, la Policía estimaba que más de 9 mil feligreses participaron de la celebración.

"Las manos de mi madre me representan un cielo abierto y un recuerdo añorado trapos calientes en los inviernos". La letra, que compuso el folclorista santiagueño Peteco Carabajal, sonaba por los parlantes que se colocaron en el centro de la ciudad, mientras familias enteras y fortines guachos seguían a la Virgen del Perpetuo Socorro.

La tradicional procesión, la segunda que más fieles convoca en la ciudad de Salta, arrancó a las 15, con un clima ameno. El frío no hizo tiritar como otros años.

Minutos más tarde, la imagen partió desde la iglesia San Alfonso rumbo a la plaza Gemes. Mientras seguía el camino, los salteños y turistas la saludaban con fe.

Tradiciones

Como todos los años, eran muchas las personas que lucían el poncho salteño, es que se trata de la festividad de la "Virgen Gaucha".

Desde hace 125 años, generaciones enteras se suman "a descubrir que Dios es la vida y que Dios vino al mundo a través de ti", expresaban a través de los altoparlantes.

La imagen del Perpetuo Socorro llegó al edificio de la Legislatura antes de las 17. Allí, la esperaban personas que arribaron desde distintos puntos del país. Tal es el caso de un contingente de 60 correntinos, oriundos de la ciudad de Goya, que por segunda vez participaron de la procesión.

"Vivimos muchas emociones, muchas lágrimas por nuestra mamá, María. Es algo muy lindo", dijo una de las mujeres correntinas. El Tribuno transmitió en vivo por Facebook live la fiesta religiosa.

La celebración estuvo encabezada por el arzobispo de Salta, Mario Antonio Cargnello. "Nuestra Patria necesita que recuperemos la agilidad de nuestras manos; de manos abiertas trabajadoras, solidarias, honestas, que aprietan porque aman, que abrazan porque quieren hacer el bien. No pegan, sino que, al contrario, dignifican. Muestran nuestro propósito de fraternidad", dijo en uno de los pasajes de su alocución el monseñor.

"Quería decirte madre querida que te agradecemos que nos hayas reunido. Acompañándonos en este camino de peregrinación que culmina con esta fiesta en tu honor", agregó Cargnello.

El cierre tuvo a las raíces como protagonistas. Un grupo de gauchos y paisanas rindió homenaje a la Virgen del Perpetuo Socorro con una zamba que se llevó el aplauso de todos los presentes.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que los baños sean mixtos en las oficinas públicas y comercios?

Importante ahora

cargando...