Cuentapalabra, un programa de radio multipremiado a nivel nacional

Silvina Bravo y Silvia Lizárraga son amigas y colegas. Andan en yunta desde hace muchos años. Fueron compañeras en la carrera de Letras en la universidad, fueron mamás casi al unísono y allá por 2001 iniciaron juntas un proyecto radiofónico de promoción de literatura y música infantil que llamaron Cuentapalabra. El programa que se emite todos los sábados de 12.30 a 13.30 por Radio Universidad Nacional de Salta (FM 93.9) recibió hace unas semanas su séptimo Martín Fierro Federal. La estatuilla es la distinción anual que entrega la Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentina (Aptra) a las producciones de radio y televisión del interior del país.
La gala de premiación tuvo lugar el 29 de julio pasado en la Ciudad de Termas de Río Hondo (Santiago del Estero). Silvia viajó a recibir la ansiada -y pesada- estatuilla que hoy traslada en una valija con rueditas, junto a las otras seis cosechadas a lo largo de 16 años de profesionalismo y aprendizaje en la radio y en la vida. 
En un lujoso hotel de la ciudad termal, Silvia recibió el galardón de manos de Rocío Marengo y un representante de Aptra. Cuentapalabra compartía la terna con Chicos en el aire (Radio Dimensión de San Luis) y El rincón de los chicos (LV4 de San Rafael, Mendoza). Las salteñas habían participado antes en varias galas y subieron a recibir su Martín Fierro en seis oportunidades. Los recuerdos más entrañables se remontan, quizás, a su “debut” en esta tradicional ceremonia, en 2001. “Fue el primer año que resultamos premiadas. Teníamos 25 años. En ese momento éramos cinco las que hacíamos el programa, así que viajamos todas a Potrero de Funes, en San Luis, donde se hacía la gala. Fuimos en auto. La profesora Cristina Fajre manejó todo el camino. En un momento se rompió el motor y por suerte pudimos solucionarlo a tiempo. ¡Fue una hermosa odisea! Y muy divertida”, repasó Silvia. Un detalle que les quedó particularmente grabado de aquel debut en la “alfombra roja” fue de manos de quien recibieron la estatuilla: “Ese año nos la entregó Antonio Carrizo, un ícono de la radiofonía argentina”, remarcaron orgullosas.
Antes de Cuentapalabra Silvia y Silvina habían compartido el dictado de varios talleres literarios infantiles. Ese fue el disparador del programa: “Intentamos ofrecer música y lectura de calidad. El ciclo fue evolucionando en muchos sentidos. Siempre tuvimos la idea de difundir material alternativo, es decir, de ir un poco más allá de lo que se difunde comercialmente”, contó Silvina.
La rutina de Cuentapalabra siempre pasa por abordar un tema específico que surge de algún texto o de alguna canción. El eje principal del programa es el cuento del día, que las conductoras leen y dramatizan.
“Aprendimos mucho sobre música para niños en estos años. Fue lo más difícil porque no teníamos mucha noción del tema. Nuestros referentes eran María Elena Walsh y Promúsica de Rosario. Con esas dos vertientes empezamos. De a poquito fuimos conociendo nuevo material de artistas muy valiosas como María Teresa Corral, que es una señora mayor que empezó a producir en la misma época que Walsh. Tiene un sello discográfico llamado La Cornamusa. La conocimos en un Encuentro de Música Infantil en Trelew, en 2007. También incorporamos material de Magdalena Fleitas y Mariana Baggio. De Salta, por ejemplo, compartimos música de Los Juanetes y Los Taki Taki”, enumeró Silvia. 
A la hora de pasar las canciones por el tamiz, las conductoras le prestan especial atención al valor musical y a las letras. Y precisamente por eso a veces también difunden temas que originalmente no fueron pensados para el público infantil pero que encajan perfectamente con sus intereses.
Además de empujar juntas el quijotesco carro de Cuentapalabra, Bravo y Lizárraga han ido haciendo carrera al andar: Silvina es docente de la cátedra Comprensión y Producción de Textos de la carrera de Letras, en la UNSa, y da clases en colegios secundarios y terciarios. Silvia, por su parte, trabaja en la Dirección de Jóvenes y Adultos del Ministerio de Educación, da clases en colegios secundarios y dicta capacitaciones.
Como docentes de Letras y mamás, Silvia y Silvina saben que el placer de la lectura es un tributo a la libertad y a la imaginación. Es, además, un legado que los adultos deberíamos ofrecerles a los niños como el mejor y más desafiante de los regalos. Con esa convicción sostienen año a año su propuesta. “Los chicos dejan el celular cuando ven un libro atractivo -aseveran-. Si vos les das un empujoncito, seguro se embarcan en la lectura. Eso es lo que tratamos de hacer con Cuentapalabra”, concluyeron.

Premio binacional

Cuentapalabra también obtuvo cuatro premios Río de los Pájaros, galardón que se entrega a programas de radio, televisión y páginas web de Uruguay y Argentina. El programa recibió el galardón en forma ininterrumpida durante los últimos cuatro años: 2014, 2015, 2016 y 2017.


 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...