Un lugar único y tradicional de los salteños: el Mercado San Miguel es uno de los edificios históricos de la ciudad donde se conjugan los sabores, aromas y colores de los productos regionales, gastronómicos, frutas, verduras, carnes y en la actualidad productos tecnológicos.
Fundado en 1865 por don Saturnino San Miguel y Moldes -de ahí su nombre-, es frecuentado todos los días por miles de salteños y turistas
Desde que fue fundado, los descendientes de San Miguel y Moldes lo conservaron hasta 1961, año que la provincia lo expropió para transferírselo luego a la comuna capitalina.
Privado o estatal, siempre ocupó la manzana de calles Ituzaingó, La Florida, Urquiza y avenida San Martín.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que los baños sean mixtos en las oficinas públicas y comercios?

Importante ahora

cargando...