Las familias que salieron sorteadas en el loteo ex Pereyra Rozas siguen luchando para lograr el sueño de la casa propia. Mañana, vecinos de la urbanización concurrirán como representantes de la provincia de Salta a la comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados de la Nación para defender el proyecto de ley que pide la modificación de las condiciones del crédito complementario lanzado por Anses recientemente.
Nicolás Maggio será uno de los salteños que pisará el recinto del Congreso. En diálogo con El Tribuno, el joven expresó que las 575 familias de Pereyra Rozas saben que el dinero que les otorga el crédito Procrear no va a ser suficiente para finalizar sus viviendas, por eso pedirán la actualización.
"Somos los que estamos en mayor desventaja y en la peor situación. Por una cuestión ajena a nosotros, no empezamos a construir y la inflación nos sigue comiendo el préstamo. Ahora accederíamos a un crédito obsoleto", señaló Maggio. Y agregó: "Si el Gobierno de la Provincia cumple su palabra de entregarnos los terrenos en esta semana, nosotros empezaríamos a construir, con mucha suerte, dentro de un mes, hasta que nos aprueben el crédito".
El proyecto que se defenderá mañana pide que la ampliación del crédito se incluya en el préstamo original y que sea de un 40% más del costo proyectado. Además, reclaman que se tome como referencia el valor del metro cuadrado actualizado, de acuerdo al índice del costo de la construcción. Maggio explicó que sin esa ampliación les será imposible cumplir con los requisitos que les piden para avanzar la obra.

Crisis habitacional

Según cálculos realizados por Maggio, en Salta existen al menos 1.000 familias más con este problema. También aclaró que en la provincia existen 500 familias que ingresaron sus carpetas al banco y no empezaron a construir. Además, hay 500 personas que empezaron a construir, pero frenaron las obras porque el dinero no les alcanzó.
"El problema que tiene Salta de déficit habitacional es muy grande. Hoy Pereyra Rozas tiene un grueso de familias que tienen un ingreso mínimo que ronda los $8.000, por lo cual les resulta imposible sacar un crédito personal", detalló. Y continuó: "La mayoría de las familias están muy preocupadas por este tema y están sumándose a nosotros para concretar el sueño de tener una vivienda, que también es un derecho. Vamos a luchar por una ley nacional que abarque a todos".

Demoras en el loteo

Facundo Galíndez, otro beneficiario del loteo Pereyra Rozas, contó que funcionarios provinciales les prometieron que esta semana van a estar terminadas las obras en el predio que comprende: la mensura, electricidad y agua de obra.
Con eso finalizado, las familias podrán presentar las carpetas en el banco e iniciar los trámites para acceder al crédito. "Desde el banco nos dijeron que van a ser inflexibles con este tema y nos pidieron que las obras estén hechas en un 100%. La Provincia aseguró que para la próxima reunión, que es este jueves, van a estar listas las obras", agregó Galíndez.
Por su parte, Celeste Cruells aclaró: "Desde 2014 hay 600 familias que estamos peleando por un terreno, ya que en esa época era imposible comprar con escritura y estaban caros. Cuando el Gobierno lanzó Pereyra Rozas fue una ilusión muy grande, en marzo los iban a entregar y todavía no cumplieron".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora