Un día soleado y buenas intenciones. Qué lindo domingo para vivir en familia y apoyar a quien lo necesite. Y eso quedó demostrado ayer en el parque del Bicentenario donde la escuela de Efeta concretó su tradicional bicicleteada. Este año el objetivo es claro, y si bien ya se realizaron a principio de años las gestiones con el Ministerio de Educación, la compra de un audiómetro para facilitar el diagnóstico de los ingresantes a la institución es una necesidad urgente.
"La comunidad siempre nos acompaña. Este año queremos comprar el audiómetro. Hace 15 años que esperamos y es una necesidad imperiosa para los chicos. Este aparato tiene un costo aproximado de 120 mil pesos. Así que hay que trabajar para poder juntar esa plata", indicó Patricia Echazú, asistente social de Efeta.
Para juntar la plata, la escuela Efeta preparó 7 mil pecheras a $20 y recién a mediados de semana se conocerá cuántas se vendieron.
Para lograr que el evento sea toda una atracción para la familia, los miembros de Efeta sumaron a la bicicleteada, un gazebo con pintacaritas y un sector de DJ de una radio local.
El pintacaritas estuvo a cargo de la profesora Lorena Reynoso. "Todos los años tratamos de innovar con algo. El año pasado regalamos golosinas y este año con el pintacaritas los chicos se re prendieron", comentó con alegría Lorena, que pasadas las 10, ya reconocía que no sabía a cuántos chicos había pintado.
A su lado estaban ubicados los DJ Nico Ceballos, Jemi Janoca y Nataniel Pérez, de entre 15 y 18 años, quienes fueron los encargados de musicalizar la mañana y dar el aporte del sonido para el precalentamiento que estuvo a cargo del profesor Alejandro Sayavedra y la traductora Alejandra Alanís. A ritmo de cha cha cha y merengue las familias precalentaron y a las 10.30 las bici decoradas, las adolescentes montadas en rollers y patines y varios chicos en skate salieron a divertirse, a hacer deporte y darle una mano a Efeta.
Al retorno, todos aquellos que compraron las pecheras y entregaron sus cupones, participaron del sorteo de una televisor LCD, cinco bicicletas, electrodomésticos, premios sorpresas y tres sobres con mil pesos.
Para algunos, esta fue la primera vez que participaban, como el caso de Cristina y Ramiro López. Ambos vecinos de Castañares, se enteraron del evento a través de Facebook y decidieron sumarse.
Gabriel Céspedes de 44 años, participa desde la época de la secundaria de las movidas de Efeta. Ayer se hizo presente un año más pero con la compañía de sus tres hijas. "Vivimos en el barrio El Huaico así que no hay excusa para no venir. Somos solidarios y además hacemos ejercicio. Es una buena combinación", resumió Gabriel mientras terminaba de colocar los rollers a una de sus pequeñas.

Maratón por la Fundación Revivir

A las 10.30 en punto la maratón de 3 y 10 km, organizada por Laura Décima a beneficio de los chicos de la Fundación Revivir, dio la largada. El evento contó con la participación de 120 personas, con pecheras de 150 y de 25 pesos, y de personajes destacados. Entre ellos estuvo Luna Serapio de 6 años, quien corrió junto a su papá Pablo, el trayecto de 3 km. "Corrí todo, caminé muy poquito", confesó la pequeña en la línea de llegada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora