Ayer se cumplió una semana de paro de los empleados municipales de la ciudad fronteriza, que esperan cobrar sueldos adeudados.
La medida continuará, según declaró Fermín Hoyos, secretario general de ATE San Martín, mientras el delegado del gremio, Rubén Moreno, denunció amenazas.
Hoyos recordó que se deben retroactivos, ayuda escolar y ahora el sueldo de mayo, además de dos meses a un porcentaje de empleados y cinco meses a otro tanto. El gremialista lamentó que la situación se repita todos los meses, siempre por el faltante de plata. "El municipio recibe ingresos genuinos, además de regalías de gas y petróleo, soja y coparticipación, sumado a los ingresos por peaje y aún así no pagan las deudas a los empleados".
La sede comunal sigue fuertemente custodiada por policías y el intendente Rubén Méndez no dio precisiones sobre pagos. Solo el secretario de Gobierno, Daniel Campos, dialogó con el personal en paro.
Amenazas
El delegado de ATE en Salvador Mazza, Rubén Moreno, denunció públicamente que fue amenazado. Dijo que la persona que lo amenazó habría sido enviada por el intendente. "Hay que abrir el paraguas antes, así que radicaré todo ante la Fiscalía Penal", anticipó. "Esta persona se me acercó el domingo por la madrugada y me dijo que tendría que haberlo hecho hace cuatro meses, pero que le fallaron los sicarios de Buenos Aires", relató dejando entrever que la amenaza fue de muerte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia