Compañías tecnológicas como Google, Apple, Uber, Tesla o Baidu ya están involucradas de alguna manera en el negocio de los coches sin conductor. Ahora a la lista también se ha unido Samsung, aunque la coreana no fabricará automóviles completos. La firma asiática está organizando un equipo que se encargaría del desarrollo de componentes de electrónica de automóviles y sistema de conducción automática y que se espera que esté formado antes de 2016. El presidente de la división de electrónica de consumo de Samsung, Park Jae-soon, sería quien se encargaría de supervisarlo.
El equipo, que se enfocará en fabricar componentes electrónicos para coches y a desarrollar tecnologías de sistemas de piloto automático, estará liderado por el alto ejecutivo Park Jae-soon, presidente de la división de electrónica de consumo de Samsung. Todavía se desconocen otros detalles, como la fecha exacta en la que se creará el grupo o su volumen. No obstante, será la primera vez que la empresa surcoreana dedique un equipo exclusivo al negocio de la electrónica automotriz. Samsung Electronics ya aporta, no obstante, componentes a la industria del automóvil como chips de memoria o paneles LCD, mientras otra filial del grupo, Samsung SDI, suministra baterías para automóviles eléctricos. Tuvo además un paso por el segmento con Samsung Motors, ahora operativa bajo el brazo de Renault y con presencia en unos pocos países. El nuevo movimiento se interpreta como un nuevo intento de Samsung Electronics de diversificar su oferta tras el prolongado declive de su negocio de smartphones y dispositivos móviles desde el año pasado por el dominio de Apple en la gama alta y la irrupción de los fabricantes chinos en la media y baja.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia