Samsung anunció este viernes que suspende la venta de su smartphone Galaxy Note 7 tras detectar que las baterías de algunos dispositivos explotan durante la carga. Los clientes que ya tienen uno de estos terminales podrán cambiarlo por un nuevo smartphone, con independencia de la fecha de compra, dijo Koh Dong-jin, presidente de la filial de celulares de Samsung.
El anuncio se produce dos semanas después de que Samsung lanzó la última versión de su smartphone insignia.
Algunos compradores reportaron que sus celulares se incendiaron o explotaron mientras cargaban. Samsung señaló que ha confirmado 35 casos de este tipo, todos causados por baterías defectuosas.
El gigante surcoreano dijo que vendió más de un 1 millón de dispositivos Note 7 desde su lanzamiento.
Anteriormente, y tras los primeros rumores de mal funcionamiento del Note 7, había trascendido que la empresa estaba a punto de emitir un aviso de retiro global del mercado del smartphone Galaxy Note 7 este fin de semana después de que su investigación sobre reclamos de explosión de los celulares encontró que la falla está en las baterías, según una agencia noticiosa local.
Samsung Electronics se negó a hacer comentarios el viernes sobre el reporte de Yonhap News, pero dijo que estaba realizando una inspección con sus socios.
'Compartiremos los hallazgos tan pronto como sea posible. Samsung está totalmente comprometida a suministrar a nuestros consumidores productos de la más alta calidad', señaló la compañía en un comunicado.
Los embarques del smartphone Galaxy Note 7 fueron detenidos esta semana en Corea del Sur para realizar una prueba adicional de control de calidad.
Yonhap, que citó a un directivo de la compañía sin identificarlo, señaló que la investigación de Samsung encontró que baterías defectuosas ocasionaron que el teléfono se incendiara. La cifra de teléfonos Galaxy Note 7 con batería defectuosa es de 'menos de 0,1%' del producto en el mercado y Samsung está analizando con Verizon y sus otros socios cómo resolver el asunto, dijo el directivo a Yonhap.
El asunto de la batería es el golpe más reciente al negocio de teléfonos multifuncionales de Samsung, el cual ha estado en un trayecto de recuperación. La empresa reportó utilidades estelares que superaron las expectativas del mercado en el trimestre más reciente y el precio de sus acciones estaba en una altura récord antes de que el problema de batería del Note 7 mellara el sentimiento de los inversionistas.
Las acciones de Samsung subieron 0,8% el viernes temprano. El papel cerró 2% a la baja en la sesión bursátil previa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia


· Hace 2 meses

jajajaaja!!!, lo pueden usar los hinchas de boca cuando salgan campeones de algo para festejar