Después de un fin de semana en el que quedó de manifiesto el quiebre de la relación entre las máximas autoridades del hospital San Bernardo, Patricia Ayala (gerenta de atención) y Marcela Gil (gerenta sanitaria) renunciaron ayer a sus respectivos cargos. Aún no se conocen los motivos por el que ambas tomaron la decisión, pero desde la gerencia general a cargo de Ramón Albeza se informó que las mismas no serán aceptadas hasta tanto exista una reunión entre las partes y se conozcan los motivos.
Sin duda que la renuncia de las dos gerentas significó la novedad en la difícil situación por la que atraviesa el nosocomio luego de la remoción del subgerente Darío Flores.
"Las entiendo porque vengo hablando con ellas y sé como vienen trabajando. Sé lo que vienen soportando personalmente y laboralmente en el lugar que ocupan", dijo a El Tribuno Darío Flores, en lo que fue su regreso al hospital luego de ser removido de la subgerencia.
"No es fácil la situación. Hubo que soportar muchas cosas emocionalmente y es entendible que se hayan cansado de la forma en que se venía trabajando", aseguró el profesional, que volverá a sus habituales tareas en el servicio de oftalmología.
La de ayer no fue una jornada habitual en el hospital San Bernardo. El hall del edificio recibió una importante cantidad de empleados que se acercaron para expresar su apoyo a Flores. Este habría presentado una nota al consejo de administración para pedir explicaciones sobre su destitución.
La falta de respeto y diálogo fueron las principales falencias marcadas por el profesional con respecto a la gestión que se lleva adelante en el San Bernardo desde la asunción de la nueva conducción.
En los próximos días, el gerente general propondría al consejo el nombre del médico que reemplazará a Flores en la subgerencia.

Desde la gerencia general

Por el momento no existen fechas para el inicio de la auditoría solicitada por Darío Flores a la Auditoría General de la Provincia. Desde el departamento jurídico del San Bernardo se dejó en claro que el inicio de la misma depende de los tiempos de la repartición provincial pero que el hospital contó con auditorias durante todo el año.
"Es necesario aclarar que se pidió la remoción del doctor Flores por no respetar la línea jerárquica y no por pedir la auditoría. Todo lo realizado por el hospital se hizo de acuerdo a lo que marca la ley", expresó a El Tribuno, Georgina Storniolo, abogada del hospital.
"El único cargo electivo es el del gerente general, los demás son políticos, es decir de confianza. Por lo que en los próximos días se dará a conocer el nombre del reemplazante en la subgerencia", agregó.
Desde el Ministerio de Salud de la Provincia se mostró apoyo hacia la conducción de Ramón Albeza.

Los empleados

"No sé que vamos hacer ahora. Lo que sabemos es que las cosas que se prometieron en la campaña por la gerencia no se cumplieron", expresó un grupo de trabajadores mientras compartía las explicaciones del médico destituido.
Entre los principales planteos realizados por los empleados, muchos decidieron no dar sus nombres por temor a represalias, figuraron la productividad y la presunta persecución que al parecer sufren algunos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 7 días

PUTERIOS Y APETENCIAS PERSONALES.


Se está leyendo ahora