Como la comunidad de El Galpón no cuenta con parroquia, porque fue afectada por un temblor y posteriormente comenzó a ser demolida para construir una nueva, la imagen de San Francisco Solano, patrono de la localidad, recorrerá los barrios, instituciones y parajes vecinos.
En una tradicional ceremonia, el viernes pasado se realizó la "bajada" del santo, al aire libre, en un patio lateral del antiguo templo, con la presencia del arzobispo de Salta, Mario Cargnello, y una gran cantidad de fieles.
En el Año de la Misericordia, el lema del mes dedicado al patrono de El Galpón es: "Padre Solano, ayúdanos a construir una iglesia fraterna y misericordiosa". El padre Eduardo Pastrana señaló que al no contar con un templo y al estar los chicos de vacaciones, San Francisco Solano peregrino irá a las escuelas a partir del lunes 18.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora