El informe señaló que las ventas fueron impulsadas por la mayor cantidad de gente que se sumó a participar de la fecha e indicó que 'casi un tercio de los gastos se orientaron a servicios'.
La entidad calculó que 1.239.000 de personas festejaron la fecha y el gasto promedio individual se ubicó en $365, lo cual determinó un volumen de ventas de $452,4 millones. Sin embargo, aclaró que el gasto per cápita estuvo por debajo de la inflación anual, es decir, que si no fuera porque más gente participó, las ventas hubieran caído cerca del 3%.
Señaló que 'para algunos rubros comerciales que venden bienes, no ayudó que la fecha cayera un domingo, cuando muchos cierran sus puertas', pero subrayó que 'el viernes y sábado la venta fue buena'.
En cambio, para los que ofrecen servicios como restaurantes, hoteles, días de campo, spa, paseos, el domingo fue un día ideal, con 'muchas reservas', apuntó CAME.
El sondeo resaltó que San Valentín dio lugar 'a todo tipo de compras y gastos'.
'Posiblemente por el día en que cayó, lo que más se buscó este año, fueron opciones recreativas, seguido por almuerzos, meriendas y cenas'.
'También cobraron dinamismo los envíos de desayunos, almuerzos y cenas a domicilio, una propuesta que se consolidó en los últimos años', subrayó.
El sector bienes, indumentaria y calzado tomó la delantera, seguida por rubros simbólicos del romanticismo como flores y plantas, bombones y golosinas, perfumes, lencería y ropa interior o bijouterie.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora