El Gobierno de San Juan multó a la empresa minera canadiense Barrick Gold por un monto de $145.696.000 por el derrame de solución cianurada de la planta de lixiviación de la mina Veladero. El siniestro ocurrió el 12 de septiembre del año pasado.
El anuncio fue formulado por el gobernador, Sergio Uñac, y aplicada a través de una resolución del ministro de Minería, Alberto Hensell.
La multa a la minera se conoció después de que el juez que investiga el accidente ambiental, Pablo Oritja, procesara a 9 empleados de la empresa, por negligencia e impericia al dejar que más de un millón de litros de agua cianurada cayera a los ríos Potrerillos, Las Taguas y La Palca, en el departamento Iglesia.
La compañía, por su parte, prometió seguir "colaborando con las autoridades, aportando todo aquello que contribuya a informar con certeza y responsabilidad sobre un tema relevante para la sociedad".
Por su parte, el magistrado actuante en el accidente consideró que los nueve imputados violaron el artículo 56 de la ley nacional de residuos peligrosos, que pena con prisión en suspenso a los infractores.
Lor procesados son el jefe de Procesos, Leandro Poblete; el subjefe de Procesos, Segundo Álvarez; el gerente de Minas, Carlos Cabanillas; el gerente de Prevención de Riesgos, Ángel Escudero; el supervisor de Servicios Técnicos, Osvaldo Brocca; el supervisor de Mantenimiento, David Sánchez; el supervisor de Medio Ambiente, Ricardo Cortez; el gerente de Procesos, Walter Pizarro, y el gerente general, Antonio Adames (quien fue desplazado de su cargo tras el incidente).
El derrame -que generó fuerte preocupación en la población- se produjo a partir de la rotura de una válvula de una tubería que conduce solución cianurada.
La empresa resaltó que, "Barrick continuará cumpliendo su compromiso de asegurar que los involucrados cuenten con el debido soporte legal".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora