El balance del operativo por las fiestas de fin de año, que organizó el Ministerio de Seguridad de la Provincia, arrojó que fueron detectados 267 conductores con alcohol en sangre. En los puestos fijos y móviles que instaló la Policía en rutas y accesos a ciudades se controlaron 18.698 vehículos en Navidad y Año Nuevo.
Los resultados se dieron a conocer ayer a la mañana.
En los controles, más de ocho mil personas fueron sometidas a los test de alcoholemia.
Además de las actas a los conductores alcoholizados, se labraron más de mil infracciones viales por distintos incumplimientos a normativas nacionales, provinciales y ordenanzas municipales, como, por ejemplo, falta de documentación o luces quemadas.

Despliegue

Hubo más de siete mil policías afectados a las tareas preventivas y los controles vehiculares durante las fiestas.
Desde el Ministerio de Seguridad destacaron que se "quintuplicaron los recursos operativos, se capacitó específicamente a policías de todas las jurisdicciones sobre seguridad vial, se equipó el área con 22 móviles y más de 70 alcoholímetros y se puso en marcha la ley provincial que sanciona a las personas que conducen con alcohol en sangre".
A pesar de las tareas de prevención, las muertes por siniestros viales en la provincia se mantienen en los últimos años. En 2016 fallecieron 210 personas por esos incidentes. En 2015 fueron 264 víctimas fatales, entre los que deben contarse los 43 gendarmes que murieron en la ruta 34 en diciembre de ese año.
En 2011 hubo 190 fallecidos; en 2012, 225, y en el 2013, 221, de acuerdo a datos proporcionados por la Policía.
La primera víctima del tránsito de la provincia durante el 2017 se registró el domingo en Hipólito Yrigoyen, donde un peatón murió atropellado por un auto.

Hubo 25 mil llamadas al 911 durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo

Durante Navidad y Año Nuevo el servicio de emergencia 911 recibió más de 25 mil llamadas de alerta. Según dieron a conocer desde ese organismo, la mayoría de los pedidos de asistencia fueron por desórdenes en la vía pública, ingesta de alcohol, violencia familiar y ruidos molestos.
Para las fiestas de fin de año, el Ministerio de Seguridad dispuso más de 7.000 policías para controles viales, patrullajes activos y controles comerciales en distintos puntos de la provincia.
El área de video vigilancia del servicio de emergencia estuvo enfocada en zonas comerciales, paradas de colectivos, avenidas principales, lugares de esparcimiento; entre otros puntos estratégicos de las ciudades Salta, Rosario de la Frontera, San Ramón de la Nueva Orán y Tartagal, donde están instaladas las cámaras de seguridad del 911.

Heridos

Entre la noche del 31 de diciembre y el 1 de enero, el hospital San Bernardo recibió 773 consultas, de las cuales 613 pacientes fueron atendidos con tratamiento ambulatorio y 160 debieron quedar internados.
Entre las personas que tuvieron que ser internadas, 35 fueron por siniestros viales. En su mayoría iban en motocicletas y algunos de ellos sin casco.
En tanto, 15 pacientes fueron derivadas por agresiones en ámbitos privados y públicos y otras seis por heridas de arma blanca.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...