¿Quién dijo que la pasión por los fierros es exclusiva de los hombres? Sandra Escobar es una apasionada de los autos antiguos en general, pero su corazón está con el Torino. Ella y su familia integran la agrupación Sangre Torinera que no solo son fanáticos de la marca, sino que además son solidarios. En sus encuentros siempre recolectan donaciones para distintas asociaciones como Luba, por ejemplo, o comedores infantiles. Sandra es ama de casa, está casada con Miguel Pérez, empleado de una empresa de transporte, tiene una hija y un nieto que se roba todos los mimos y vive en Villa Soledad.
Sandra, ¿cómo es que te dedicaste a los autos?
En el 2001 empezó mi marido en Autos Clásicos Argentinos. Yo lo acompañaba algunas veces, pero como la mayoría eran hombres, me aburría. Después comenzó a crecer la agrupación y hace cinco años ya me involucré de lleno en los Autos Clásicos y me eligieron tesorera. Hace tres años nada más se formó el grupo Sangre Torinera, del cual soy la coordinadora.
¿Desde cuándo tienen el Torino?
Hace 20 años que lo tenemos y es uno más de la familia. Mi marido es fanático de la marca y me pasó esa pasión a mí. El Torino es único, es industria nacional, tiene historia, prestigio y una gran personalidad. A todos les gusta, le tienen respeto y admiración...
¿Cómo funciona Sangre Torine
ra?

Nos reunimos al menos una vez al mes junto a la agrupación de Autos Clásicos Argentinos. Además, viajamos a encuentros que se realizan en otras provincias. Tratamos de asistir a la mayor cantidad de encuentros, en la medida en que se puede. Siempre viajamos a los Nacionales de Tucumán, Córdoba y Rafaela (Santa Fe). Dos veces al año hacemos un encuentro en el Monumento a Gemes, uno se hace los 25 de mayo por el aniversario de la creación de Autos Clásicos Argentinos y el otro es el 30 de noviembre porque es el Día del Torino. Las próximas actividades que tenemos son el Encuentro Nacional en Tucumán los días 9, 10 y 11 de julio, y en Santiago del Estero nos reunimos el 16 y 17 de julio.
Sangre Torinera está compuesta por 20 autos. Ahora somos unas 10 mujeres las que nos juntamos. Lo importante es que esto es una pasión familiar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 5 meses

Mis cordiales felicitaciones, para la señora Sandra. El gusto por los autos, es para todos y, el Torino, un motivo de legítimo orgullo. Me permito sugerirle, haga llegar un ejemplar papel de El Tribuno, a Oreste Berta, que vive en la ciudad de Alta Gracia, y está considerado el "padre" de ese modelo. (En la Guía Telecom de Córdoba 2009/10, aparece el domicilio de O.B. en calle Kenneth Flood 688).


Se está leyendo ahora