El martes 24 de noviembre, a dos días de la derrota del Kirchnerismo en el balotaje presidencial, hubo en Santa Cruz un movimiento inusual de camiones blindados recorriendo las calles céntricas, bajo el más férreo hermetismo informativo. Ese día se aseguraba una asunción sin traumas para Alicia Kirchner (electa gobernadora) con el aporte de $1.300 millones enviado por la entonces presidenta Cristina de Kirchner. Sin embargo de muy poco sirvió, porque ayer Santa Cruz reveló su verdadera situación económica: no hay dinero para sueldos, el rojo fiscal es de casi $5.000 millones y hay un ministerio tomado desde antes de Navidad.
Mientras la mayoría de las provincias que renovaron sus autoridades salieron a sincerar la situación heredada, solo aquellas que votaron la continuidad de sus gobernadores destacan el ordenamiento y la buena situación económica.
Un caso emblemático es la provincia de Buenos Aires, donde la actual gobernadora, María Eugenia Vidal, se encargo públicamente de defenestrar a su antecesor y excandidato presidencial: Daniel Scioli.
No solamente encontraron las arcas vacías, sino que -en muchos casos- empapelaron el futuro con la emisión de cheques sin ningún tipo de control.
Preocupación
La gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, anunció que implementará por decreto un "reordenamiento" de la administración pública y confirmó que los ingresos propios no alcanzan para pagar los salarios, mientras avanzan los despidos y hay un ministerio tomado desde antes de Navidad.
En simultáneo, el intendente opositor de Río Gallegos, Roberto Giubetich, anunció la declaración de emergencia económica para la capital provincial debido a las necesidades financieras urgentes, que no podrá afrontar con recursos propios.
Alicia Kirchner firmó un decreto que contempla la realización de una auditoria de los trabajadores de la administración pública provincial: "Hoy no sabemos a ciencia cierta cuántos son", sostuvo la gobernadora. Tanto Kirchner como el macrista Giubetich acusaron por la crítica situación del fisco a sus antecesores, por mala administración del erario público e ingreso indiscriminado de personal a la plantilla de trabajadores. En ambos gobiernos los ingresos totales por recaudación tributaria propia y Coparticipación Federal de impuestos no alcanzan para pagar los salarios de los empleados públicos, por lo que podría haber tensión social este verano.
Hasta el 10 de diciembre, con un Gobierno nacional afín, tanto el gobierno provincial como los municipios que eran kirchneristas (ocho) recibían asistencia financiera en forma directa por parte de Nación.
Una situación que se cortó abruptamente y ahora el escenario es imprevisible.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


PATROCLO REY
PATROCLO REY · Hace 10 meses

ESOS SON LOS VERDADEROS KK . SE ROBAN Y ARRASAN CON TODO LE DAN A LOS POBRES DOS PESOS Y DESPUES CULPAN A LOS DEMAS . EN ESA MISMA SITUACIÓN SE ENCUENTRA EL PAIS .

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 10 meses

Se van a cocinar en su propia agua hirviendo.

Marcelo Gutierrez
Marcelo Gutierrez · Hace 10 meses

Y la verdad que me da curiosidad del villero K. Aunque todos los vagos apoyaban a Cristina

Ariel Ariel
Ariel Ariel · Hace 11 meses

estoy esperando el comentario del villero con estudios.... jajaja que siempre comenta para bardear a macri. Haber ahora que dirá...

Shadowman Meanmachine
Shadowman Meanmachine · Hace 11 meses

Y SEGURO LE HECHAN LA CULPA A MACRI, ES LO PRIMERO QUE SABEN HACER HASTA ESTA K ESTA PASANDO LO MISMO QUE OTRAS PROVINCIAS EN CARNE PROPIA, LOS ACOMODOS POLITICOS, LOS DEL CHORI, EL BOMBO, LOS PATOTEROS ETC ETC A VER SI ALICIA (DE LA DECADA GANADA) QUE TIENE QUE DECIR DE SU CUÑADITA


Se está leyendo ahora