Los armadores del frente Cambiemos, el radical Ernesto Sanz y la dirigente de la Coalición Cívica Elisa Carrió, confirmaron ayer que no integrarán el futuro gabinete de Mauricio Macri ni tendrán ningún otro cargo en su administración a partir del próximo 10 de diciembre.
Luego de haber sido parte de la construcción de la alianza opositora que llevó al líder del PRO a la Casa Rosada, Carrió y Sanz optaron por no ocupar puestos en la gestión macrista, aunque aclararon que colaborarán desde sus respectivos lugares.
En la UCR hablan de un "cogobierno" junto a Macri y la Coalición Cívica, más allá de que el mandatario electo tiene "toda la libertad para armar" su gabinete.
El presidente del Comité Nacional de la UCR había sido señalado por Macri para encabezar el Ministerio de Justicia, mientras que la diputada nacional en algún momento sonó como posible embajadora o procuradora general.
Ayer, tras la victoria del jefe de Gobierno, Sanz hizo pública una carta en la que reveló que no iba a "ocupar ningún lugar en el gobierno ni en el partido", que renueva autoridades en diciembre próximo.
Al respecto, en conferencia de prensa tras ganar las elecciones, Macri explicó ayer que el senador por Mendoza le comunicó "hace algunos días" su decisión, lo que le provocó "una enorme tristeza".
"Soy, sin duda, el político argentino que acumula más días y noches fuera de su hogar en los últimos años. He decidido recuperar el espacio de hombre, que es el espacio de mis amores, de mi lugar en el mundo y también el espacio de sueños de vida que fui postergando mucho -demasiado tiempo- y que ha llegado la hora de concretar", indicó Sanz. Sin embargo, el presidente de la UCR resaltó: "Estoy y estaré ayudando de muchas formas y en circunstancias varias, porque la política forma parte de mi propio ser, aún cuando me aleje de los cargos públicos".
La posición de Carrió
En declaraciones al canal TN, la legisladora por la Ciudad de Buenos Aires sostuvo que no quiere "ser procuradora ni jueza de la Corte", porque es una persona política.
"Conozco el poder de adentro. Los cargos clave no están en los ministerios. Estoy trabajando por los cargos clave", aseguró. Ahora, tras haberle puesto el cuerpo al armado, Carrió y Sanz prefirieron no tener cargos en el gobierno macrista, al coincidir en que sus vidas "pasan por otro lado".
Un rumor que no tuvo sustento
En las últimas horas trascendió la información, aunque no fue confirmada, que la negativa del radical Ernesto Sanz era porque aspiraba a convertirse en jefe de Gabinete de Mauricio Macri. Al confirmarse a Marcos Peña en ese cargo, luego de ser el jefe de campaña de Mauricio Macri, la decisión afectó a Sanz. Sin embargo, la carta del radical sobre una prioridad familiar parecieran desvirtuar los rumores.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


juan chila
juan chila · Hace 12 meses

la carrio es ambiciosa de poder y seguro que no se conformara con cualquier puesto que le ofrezacan con respecto al radical mejor se abre antes de que todo se vaya a la mierd toda esta bolsa de gatos

clon clon
clon clon · Hace 12 meses

QUE MACANA, GORDI, PORQUE SERIAS MUY BUENA EN ALGUNA CARTERA Y LO QUE ES ESENCIAL, MUUUUUY HONESTA. SI, TENES ALGUNAS LOCURITAS, PERO SOS FRONTAL Y DIJISTE LA VERDAD DE MUCHAS COSAS, ESO ME GUSTA MUCHO, UNA LASTIMA!


Se está leyendo ahora