El comedor infantil que funciona de lunes a viernes en el CCI de Gemes volvió a sufrir un robo. En esta oportunidad se llevaron todos los productos alimenticios que se guardaban en una despensa para ser utilizados para cocinar esta semana. Este hecho vandálico dejó sin comida a 150 niños que concurren al comedor comunitario a diario.
El comedor del centro está destinado a niños de 0 a 12 años y funciona desde hace más de una década en el salón que da sobre calle Cornejo, en el sector de la Banda Este. De acuerdo a un convenio firmado entre Central Térmica Gemes y el Ejecutivo municipal, la empresa generadora de electricidad dispone la entrega, cada diez días, de los productos alimenticios necesarios para la elaboración de un almuerzo diario para 150 niños.
Cabe consignar aquí que muchas madres de niños muy pequeños también aprovechan para alimentarse en el comedor citado.
"Es increíble el daño que nos hicieron en lo que va del año. Todas somos familias carentes de recursos que traemos a nuestros chicos para que almuercen todos los días. Deben mejorar la vigilancia". Valeria González, madre
La Municipalidad, por su parte, tiene el compromiso de poner a disposición el comedor el personal de limpieza y el de cocina. Lamentablemente el comedor sufrió ya ocho robos y tres de ellos este año. Lo grave es que los últimos dos fueron en un lapso menor a dos meses.
"Nosotras, como mamás de los chicos que asisten al comedor, necesitamos que pongan más medidas de seguridad para evitar que continúen robando la comida de nuestros hijos. Somos todas de familias de escasos recursos y este comedor es un gran alivio, ya que ellos pueden comer aquí de lunes a viernes. Nos robaron el viernes pasado y no hubo comedor, tampoco el lunes ni el martes. Ahora nos reuniremos con Acción Social por una solución, ya que esa área es la responsable del comedor. Tenemos miedo que Central Térmica no quiera enviar más comida si los robos continúan", expresó la señora Valeria González.
La presencia de personal municipal en el CCI es de 24 horas al día. Por esa razón poco se entiende cómo ingresaron los ladrones sin ser detectados. Para poder acceder a la despensa rompieron la cerradura de la puerta y ya la vez anterior rompieron la madera de la puerta.
Los efectivos policiales suponen que ingresan escalando las rejas y se tomaron todo el tiempo para vaciar el depósito. "El personal de limpieza y cocina ingresa a la 7 de la mañana trabaja hasta las 13. A esa hora hay un recambio de personal con turno hasta las 19. El primer turno de sereno lo realiza un mujer y se queda hasta la 1 de la mañana, cuando ingresa el segundo sereno, que trabaja hasta las 7 de la mañana y todo vuelve a empezar, nuca está vacío. Por eso vamos a ver qué está fallando. Lo cierto es que desde Acción Social ya repusimos la mercadería, que va a alcanzar hasta la nueva entrega de la empresa de energía", expresó Clara Flores, secretaria de Acción Social.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia