El exapoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo Sergio Schoklender declaró ayer en el marco de la investigación por irregularidades en el programa Sueños Compartidos de esa entidad, y tildó de "delincuentes" al exvicepresidente Amado Boudou y el exsecretario de Obras Públicas José López.
"Funcionarios públicos como Boudou y López, tras mi retiro, habían vaciado las arcas de la Fundación Madres de Plaza de Mayo en su beneficio personal, para luego asistir al lamentable y bochornoso hecho de bolsos y valijas llenos de billetes que, en mi opinión, llevan el endoso de un poder judicial ineficiente", advirtió Schoklender por escrito ante el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi.
Schoklender es una de las 43 personas citadas a indagatoria en esta causa, en la que se sospecha del desvío de poco más de 200 millones de pesos hacia empresas -algunas atribuidas al exasesor de la Fundación-, con un fin distinto al de la construcción de viviendas sociales, tal como era el objetivo del programa Sueños Compartidos.
Junto a él, deben declarar López, el exministro de Planificación Federal Julio De Vido, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini y otros exfuncionarios. De Vido, Bonafini y Abel Fatala volverán a ser convocados tras faltar a sus indagatorias la semana pasada.
Qué se investiga
El programa preveía la transferencia de dinero público por 1.200 millones de pesos, y desde el 2008, cuando se firmaron los primeros convenios, la Fundación Madres de Plaza de Mayo recibió 748.719.414 pesos.
Sin embargo, según la investigación, solo unos $516 millones se destinaron a la construcción de viviendas, en tanto que se desconoce qué sucedió con los $206 millones que faltan, aunque la sospecha es que una parte terminó en empresas agrícolas y otra en manos de financieras.
.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora