Después del 5º día de paro convocado por ATE, a raíz de las medidas tomadas por el ejecutivo municipal, en las que a fin de no despedir a ningún trabajador, se bajo a 88 contratados de planta política que dejó la gestión anterior a transitorios, logrando con ello una importante reducción en la erogación mensual. Esta medida, según lo manifestado por el intendente Rubén Méndez es transitoria, ya que se estima que en el próximo semestre la situación financiera de la casa municipal mejoraría sustancialmente. A pesar de ello, unos 12 empleados municipales continúan con la protesta, con la presencia del gremialista Fermín Hoyos, quien manifestó piensa endurecer su posición e instalarse en la puerta de la Municipalidad las 24 horas, en clara disidencia con el delegado gremial Rubén Moreno, quien considero acertada la decisión del ejecutivo municipal a fin de no despedir a ningún trabajador.
Los bajados ya no tendrá un contrato con la comuna sino que permanecerán en el municipio con un sueldo de 6.000 pesos mensuales. La resolución habla que se les abonará como jornaleros.
Esto no hizo otra cosa que agravar el conflicto entre los dos representes de ATE, Rubén Moreno y Fermín Hoyos, los cuales se acusan mutuamente con graves denuncias.
SALVADOR1.jpg
SALVADOR2.jpg
SALVADOR3.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora