Un aficionado a la pesca deportiva perdió la vida en las aguas del río pescado cuando disfrutaba con amigos de una jornada de esparcimiento.
El caso ocurrió en jurisdicción del departamento Orán en el norte de la provincia.
Luego del alerta lanzado por los amigos del pescador desaparecido personal policial se abocó a la búsqueda de un hombre de 48, identificado como Miguel Condorí.
Aparentemente habría caído a las aguas del río Pescado mientras encarnaba en estado de ebriedad.
El accidente se produjo sobre el citado curso de agua en cercanías de la Finca Abra Grande. Ayer en horas de la mañana se radicó una denuncia por parte de una mujer de 53 años de edad, quien manifestó que su esposo salió en la víspera a las 17.30 del jueves a pescar con un grupo de amigos, pasando Abra Grande, paraje San Pablo, distante a 10 km de la localidad de Orán.
Al lugar llegaron a horas 20, donde compartieron bebidas alcohólicas y en un momento dado su esposo se alejó del grupo a fin de pescar.

La búsqueda

La mujer del pescador dijo en sede policial que posteriormente, a las 22 aproximadamente, los amigos lo buscaron sin dar con el mismo.
Minutos más tarde solamente encontraron la caña plantada a la margen de las aguas.
Inmediatamente se dio conocimiento del hecho al personal de División Lacustre y Fluvial, quien junto con otros efectivos hallaron el cuerpo ayer en horas de la tarde a unos 200 metros aproximadamente del lugar donde habría sido avistado por ultima vez, donde incluso dejó clavada su caña.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora