En la mesa de amigos y familiares judíos no faltó el pan, el vino, la luz, la cabeza de pescado y las manzanas con miel, además de los knishes, falafel, bohíos de verdura, pleztalej con pastrón, entre otras comidas típicas que pueden variar según el origen ashkenaz (alemán) o sefardí.
La rabina de la comunidad Bet-El, Silvina Chemen explicó que la luz de las dos velas que coronan todas las festividades "se habla de que la santidad de este tiempo está muy lejos de la oscuridad; y el vino, está asociado a la alegría que es propia de la santidad".
El nuevo año judío tiene cuatro acepciones: Rosh Hashaná, que refiere al día de la creación; Iom Ha Din, que se basa en la idea teológica de que mujeres y varones son juzgados por sus acciones; Iom Ha Zikarón, que remite al recuerdo del propio ser y Iom Truá, que alude al despertar de la apatía para asumir las propias elecciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Enki Anunnaki
Enki Anunnaki · Hace 2 meses

PERDER EL TIEMPO EN ESTA NOTICIA DE MIERDA, QUE SE HAGAN COGER ESTOS JUDIOS PUTOS... ASESINOS DE PALESTINOS, HIJOS DE MIL PUTAS... PERO LA HUMANIDAD YA DESPERTARA, OJO AL PIOJO JUDIOS PUTOS, QUE ESTA LLEGANDO SU TIEMPO DE PAGAR UNA A UNA LAS DESGRACIAS QUE TRAJERON A LA HUMANIDAD, HIJOS DE MIL PUTAS....

félix castillo quiroga
félix castillo quiroga · Hace 2 meses

Shalom, shana tová umetuká. f. castillo q.


Se está leyendo ahora