Un joven fue detenido por la Policía por tentativa de hurto poco después de ser hallado colgando de una de las lanzas de una verja, en un domicilio particular adonde intentó sin suerte entrar a robar.
La Policía y los Bomberos debieron actuar para sacar al supuesto ladrón que había quedado enganchado de la verja de hierro.
"No quería robar, me quise suicidar y me salió mal", fue el insólito argumento que escucharon los Bomberos cuando debieron acudir a rescatar al ladrón trampeado.
Ocurrió en una casa del barrio Portezuelo Norte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora