*

Se complica la causa de una exmonja
El caso del sacerdote Agustín Rosa Torino tuvo ayer otra novedad. La fiscal penal 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, María Luján Sodero Calvet, solicitó al Juzgado de Garantías 1, a cargo de Ada Zunino, la prisión preventiva de la exmonja María Alicia Pacheco.
La mujer, que se desempeñaba como colaboradora de Rosa Torino en el Instituto Religioso Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, había sido acusada de supuesto abuso sexual. La acusación fue realizada ante el Ministerio Público por otra exnovicia, María Gracia Ramia Damario.
Estudios
Con este pedido, la fiscalía solicitó la realización de pericias psicológicas y psiquiátricas. María Alicia Pacheco permanece detenida desde el 29 de diciembre de 2016.
Según se informó, en los próximos días Pacheco presentará su declaración de los hechos. Los cargos son graves: abuso sexual gravemente ultrajante agravado en perjuicio de una menor que formaba parte del instituto.
La jueza Ada Zunino, al ordenar la detención, consideró de extrema gravedad las acusaciones contra la exmonja
Pacheco "El tenor de la denuncia es por demás elocuente y mientras se sustancia la investigación seguirá detenida", aseguró.
Las denuncias de supuesto abuso sexual contra el cura Rosa Torino salieron a la luz a mediados de diciembre. El sacerdote había sido apartado de la orden en 2016 cuando el Vaticano mandó a investigar supuestas irregularidades en el instituto religioso que Rosa fundó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...