Aunque se aproxima el final del verano, pero con lluvias constantes aun por estos días, la problemática para los pobladores de Palo Blanco se repite con cada crecida del río Los Bañados. Las dificultades para atravesarlo llevaron a que lugareños y productores del paraje soliciten a las autoridades provinciales que realicen urgentes tareas de mantenimiento, limpieza del badén y obras de encauzamiento que les permitan transitar normalmente por el lugar y evitar desbordes que pongan en peligro a las viviendas.
El paraje está ubicado al este de San José de Metán y se llega por la deteriorada ruta provincial 45, que también sufrió las consecuencias de las tormentas y en varios tramos de su suelo de ripio y tierra está muy deteriorada, con peligrosos socavones.
Hace algunos años, teniendo en cuenta la necesidad de los pobladores, se construyó un badén en el río, pero por las crecidas, actualmente muchos quedaron aislados. El barro, las piedras y la vegetación cubrieron casi por completo el badén y en el sector este de la estructura se formó un barranco por la fuerza de la corriente, lo que hace imposible cruzarlo.
"El problema es grave y no se puede atravesar el río ni con un tractor. Tengo la finca muy cerca del lugar donde se encuentra el badén y las aguas se acercaron mucho a mi casa", explicó con preocupación el productor Atilio Signorelli.
En la zona se produce soja, maíz, sorgo y poroto y hay ganadería, por lo que la actividad agropecuaria es constante.
"Los campos ya están sembrados y no se pueden mover máquinas para fumigar ni para hacer otras tareas necesarias para el mantenimiento de los cultivos", destacó alarmado por la falta de respuestas.
Los inconvenientes
Desde enero pasado fueron varias las camionetas, autos, tractores y fumigadores que se quedaron en el río al intentar sortearlo y tuvieron que ser sacados con ayuda de otros vehículos y del trabajo manual de la gente. Pero actualmente no cruza nadie.
"Personalmente considero que la obra de construcción del badén está mal hecha y tampoco lo mantienen en condiciones óptimas. Hay que encauzar el río para que las aguas crucen correctamente por la estructura", destacó Signorelli.
"Desde Metán hasta ese lugar hay 27 kilómetros. Ahora me veo obligado a recorrer 90 kilómetros y a dar la vuelta por El Galpón para llegar a mi finca por una ruta que no es apta para transitar", aseguró por su parte Roberto Poma, otro productor afectado por la problemática.
Dijo que el badén está cubierto por palos y sedimentos y que el corte total se encuentra del lado este. "El problema es que el río cambia de curso y en esta oportunidad formó un barranco que impide el paso. Por eso es imposible cruzar y se requieren obras imprescindibles para solucionar definitivamente este inconveniente", destacó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Walter LUNA
Walter LUNA · Hace 8 meses

AGAS, volvé, . . .¡te perdonamos!


Se está leyendo ahora