En diálogo con El Tribuno, el economista Felix Piacentini informó ayer que Salta tiene un mayor grado de pobreza relativa que el promedio nacional. "Cuando vos tenés población vulnerable con necesidades básicas insatisfechas (NBI) tendrías que gastar el doble en esa población vulnerable. O sea, tendrías que dedicarle el doble de recursos y el doble de docentes, porque ya tienen una desventaja", agregó el director de Noanomics.
Piacentini expresó que si la Provincia tuviera que equilibrar en educación esa diferencia está gastando un 70% menos por alumno de lo que debería para compensar esas condiciones socio-económicas. "Si vos a eso lo traducís en dinero, en el presupuesto sobre cuánto más debería destinar la Provincia a educación para compensar su grado de pobreza relativa tendría que gastar un 50% más", aseguró el economista.
Además agregó: "En vez de dedicar casi 5.000 millones de pesos que dedicó el año pasado a educación, debería dedicar 7.500 millones de pesos". Uno de los motivos por los que Salta no puede realizar ese gasto es por haber perdido la solvencia fiscal, algo que tuvo en otros períodos. "Hoy Salta, por primera vez en 15 años, presenta a agosto un déficit en sus cuentas públicas. Si vos me preguntás si hoy puede realizar este gasto, te digo que es imposible", dijo Piacentini.
Según el director de Noanomics, la Provincia hasta el 2011 conservaba holgura fiscal, algo que en la actualidad perdió. "Salta invierte poco en educación y tiene que invertir más. Está en el peor lugar de la lista a nivel nacional y, además, muy lejos del promedio. Es muy triste porque la educación es algo básico, es la formación de todos los chicos", expuso el economista.
Y agregó: "Si los alumnos de Salta van a recibir una peor educación que el resto del país solo por nacer en esta provincia es bastante triste el futuro que les espera. Que la calidad educativa dependa de en que provincias nazcas es algo que hay que corregir urgente. Las oportunidades tienen que ser iguales, independientemente del lugar donde nacés".
El director de Noanomics dijo que el Estado "tiene que garantizar el acceso a la educación pública de calidad".
LA OPINION
Ramiro Maldonado ClaureSecretario de DASa
“Hay una falta de inversión”
Es evidente la falta de inversión en educación del Gobierno de Salta en comparación con otras jurisdicciones del país, incluyendo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La falta es tangible en las dimensiones de:
1) Infraestructura: elevado avance de deterioro, inadecuación y disfuncionalidad a la exigencias pedagógicas y de inclusión para alumnos de carácter especial, discordancia con la matricula y exigencias de la comunidad educativa.
2) Equipamiento pedagógico: la desactualización del equipamiento, exige una fuerte inversión anual.
3) Recurso humano: falta de designación del personal de planta orgánica funcional en las unidades escolares: secretarios, prosecretarios, auxiliares administrativos, personal de servicios generales. En materia salarial, Salta sostiene uno de los mas bajos del país, sometiendo al docente a una elevada carga laboral:
4) Avance profesional: no hay inversión en capacitación docente continua y pertinente a cada unidad escolar.
Las carencias de inversión, la falta de un proyecto político educativo, la falta de organización, de sustentabilidad, igualitario, inclusivo y de proyectividad permanente confirman y configuran al sistema educativo provincial, totalmente carente de calidad y consistencia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora