Orán, expectante. Hoy será la última jornada del juicio a los dos motochorros que en 2013 atacaron a la joven Gisela Salva, dejándola cuadripléjica y acelerando el parto de su hijito cuando aún tenía ocho meses de gestación. En las calles de la norteña ciudad muchos esperan una condena ejemplificadora, pero la ley es la que manda.
Sergio Esteban Díaz y Gabriel Marcelo Gallardo volverán a sentarse hoy, desde las 17, en el banquillo de los acusados. Al menos cinco personas -podrían llegar a ser siete- darán su testimonio a los jueces de la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán.
Las condenas, según versiones que circularon en los últimos días, podrían superar los diez años de prisión para Díaz, mientras que Gallardo, si lo declaran responsable, quedaría en manos de un juez de Menores. Él tenía menos de 18 años cuando atacaron a Gisela.
Díaz está acusado por "robo calificado agravado por la intervención de un menor de edad". Para ese delito el Código Penal establece una pena de entre 5 y 15 años, pero debido al agravante de la presencia del menor, la pena se eleva y la mínima pasaría a ser 7 años.
"Creemos que la condena va a superar los diez años, por todas las circunstancias que rodearon no solo el ataque sino también las audiencias del juicio", dijo ayer a El Tribuno Roberto Ortega, abogado de la familia Salva, a cargo de la querella.
"Creo que los jueces van a ser rigurosos con la pena a Díaz, por la indiferencia ante la justicia y la vida con la que se mostró en el juicio; fue a declarar como si hubiera robado una gallina, con liviandad y sin remordimientos", añadió el querellante.

Admitió el ataque

La noche del 25 de diciembre de 2013 Gisela iba en su moto de 110 cc por la calle Belgrano de Orán. Gestaba su octavo mes de embarazo. Dos motochorros -luego identificados como Díaz y Gallardo- le agarraron la cartera que llevaba y la tiraron al suelo, lo que tuvo graves secuelas.
El lunes de esta semana "por primera vez Díaz confesó la autoría del hecho; hasta entonces siempre había negado todo", aseguró Ortega.
Sin embargo, en la primera audiencia ante los jueces María Laura Toledo Zamora, Edgardo Laurencia y Aldo Primucci, la defensa de Díaz probó otra estrategia: aseguró que él era quien manejaba la moto en la que circulaban con Gallardo. No es un detalle menor, Díaz apostó al hecho de que quien tiró de la cartera y derribó a Gisela podría recibir mayor pena que el conductor. Pero en la audiencia, Gallardo dijo que iban en su moto, y otros testigos y pruebas le dieron la razón.
"La estrategia de la defensa de Díaz fue muy débil y a esta altura del proceso resulta casi inadmisible valorarla", reafirmó Ortega.
Otra es la situación de Gallardo. Cuando fue el ataque aún era menor de edad, por lo que la expectativa de la querella es que sea declarado responsable. En ese caso pasaría a quedar en manos de un juez de Menores que, a su vez, podría ordenar su detención.

Roberto Ortega ABOGADO DE GISELA

"La estrategia de la defensa de Díaz fue asignarle toda responsabilidad al menor, pero a esta altura resulta inadmisible".
"Si todo sale bien, a Gallardo lo declararán responsable; quedará en manos del juez de Menores y él puede ordenar su encierro".

Lo sucedido el 25/12/2013

El ataque La noche de Navidad, Díaz y Gallardo alcanzan en moto a Gisela e intentan sacarle la cartera. Ella cae y sufre graves secuelas. Habrían estado ebrios.

Díaz había negado su participación en el ataque a la joven. El lunes lo admitió por primera vez. Podría recibir una pena de 7 a 15 años de prisión.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


diego Díaz
diego Díaz · Hace 6 meses

ahi que cagarlo de un tiro y dejarlo postrado como se debe ojo por ojo y diente por diente ahora el tipo esta muy cómodo en la carcel con una pena que ya cumplio casi la mitad en unos meses mas ya se va a casa a seguir haciendo daño de nuevo en la calle

coje villeros
coje villeros · Hace 6 meses

NUESTRO CODIGO ES UN PORQUERIA!!! NO TENDRIAMOS QUE ESTAR DUDANDO!! 15 AÑOS DE UNA


Se está leyendo ahora