Una vez más el mal estado de las escuelas en Salta vuelve a ser noticia. El miércoles, parte del techo de un aula cedió y cayó sobre los alumnos, que en ese momento se encontraban en clases. El saldo fue dos estudiantes de 15 años con contusiones en cabeza y hombros.
El hecho ocurrió a las 17.55 en la Escuela Técnica 3103 y generó alarma entre los directivos, docentes y alumnos del establecimiento. Las clases se suspendieron en cinco aulas ubicadas en el sector afectado, sobre la calle Alvarado.
Los pedazos de mampostería y los cascotes dejaron un gran agujero en el techo. Los escombros destrozaron una silla de madera.
"Los alumnos estaban en clase cuando se desplomó parte del techo. Estaba en un aula contigua y sentí un fuerte reventón y luego el griterío y llanto de los chicos. Salí corriendo y al entrar al aula observé un gran polvo blanco y los escombros en el piso. La estudiante herida estaba en el piso llorando y el chico salió por sus propios medios al patio. Con el resto de los alumnos retiramos a la niña, que estaba mareada, y los llevamos al hospital donde fueron atendidos y luego se retiraron a sus domicilios", explicó a El Tribuno la vicedirectora de la escuela Técnica, Adelina Rodríguez.

El edificio y varias denuncias
La sede de la escuela técnica es un viejo inmueble que tiene más de 100 años. Desde hace tiempo los directivos de la institución vienen alertando a la Provincia sobre las falencias edilicias. "Venimos denunciando año tras año que no se realiza el mantenimiento", dijo la mujer.

Reubicación
La comunidad educativa está consternada por todo lo ocurrido, puesto que fue una desgracia con suerte.
"Esta mañana (por ayer), antes de que los alumnos ingresen a las aulas, traté de tranquilizarlos y transmitirles calma. Tomamos como medida clausurar las cinco aulas que colindan con la calle Alvarado, esto se hizo por sugerencias de los Bomberos Voluntarios de nuestro pueblo, quienes nos pidieron que hasta que llegue el personal de Infraestructura de la Provincia, este sector se mantenga clausurado", manifestó Rodríguez.
La directiva contó también que el miércoles por la noche se reunió con el supervisor zonal de las escuelas técnicas de Metán, Omar Vaca, quien habló con el supervisor general, que se encuentra en Salta, y nos sugirió que los talleres de Microbiología del Nivel Superior, Tratamiento de Descarga de Minerales, Carpintería y Cocina fueran desocupados y ocupados por los alumnos de las aulas ya que corren peligro de derrumbe", afirmó la mujer a El Tribuno.

Ampliación

La Escuela de Educación Técnica 3103 de la ciudad de Rosario de la Frontera cuenta con una matrícula de 210 alumnos y un cuerpo docente de 70 profesores.
Su directora es la profesora Graciela Gramajo. "El edificio quedó chico, necesitamos una ampliación o uno nuevo", expresaron a su vez varios docentes y directivos del establecimiento educativo.
Colindante a la escuela, existe un amplio predio que antiguamente pertenecía a la institución.
"Actualmente el predio pertenece a un ciudadano de origen español, López García, que se encuentra viviendo en su país de origen. La exmujer vive en Argentina y está a cargo del inmueble. Es un terreno amplio, colinda con el predio de las Hermanas de Sana Ana, tiene una construcción hacia el fondo y todo el patio está libre", dijo el concejal Sebastián Iglesias, que se hizo presente en el establecimiento educativo para conversar con los directivos sobre lo ocurrido el miércoles pasado.
Señaló que el predio "antes pertenecía a la institución y luego pasó a manos privadas. Haremos las gestiones necesarias para que la Provincia lo declarare de interés publico, de manera de poder avanzar en las obras de ampliación de la escuela".
Visita
Ayer técnicos de la Dirección de Infraestructura del Ministerio de Educación de la Provincia se hicieron presentes en la escuela rosarina para analizar el daño producido y relevar el estado general del edificio.
Esta situación reavivó la polémica por el mal estado de los establecimientos educativos de la ciudad, como es el caso de la escuela normal República de Colombia, Pachi Gorriti y Martina Silva de Gurruchaga.

escuela1.jpg
La imagen es elocuente. Los cascotes yacen sobre una silla destruida. Corresponsalía.
La imagen es elocuente. Los cascotes yacen sobre una silla destruida. Corresponsalía.

Edificios colapsados
Iglesias dijo que los edificios de la mayoría de las escuelas de la ciudad están colapsados, como la escuela Normal y la Pachi Gorriti, con problemas en los techos.
"La inversión de la Provincia es urgente para que las escuelas sean seguras.
La Dirección de Infraestructura debe hacer controles y detectar los problemas a tiempo", dijo el concejal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora