Embed
Escuchó ruidos a las 4.30 de la madrugada. Se despertó asustada y,-para su asombro, el "intruso" era una serpiente pitón gigante, que se desplegaba entre sus cuadros, sus muebles, y llegó a subirse a una de las camas. La protagonista de esta horrible experiencia fue Trina Hibberd, una mujer que vive en Mission Beach, Queensland (Australia).
El lunes, Trina publicó un video a su cuenta de Facebook, donde mostraba el increíble visitante que se encontró esa noche en su hogar. Era una serpiente pitón de casi 5 metros de largo y con un peso de 30 kilogramos.
Aterrada, tuvo que pedirle ayuda a David Goodwin, un capturador de serpientes. "Ella estaba en pánico cuando llamó. Es comprensible, porque el animal no era pequeño. "Ella estaba en pánico cuando llamó. Es comprensible, porque el animal no era pequeño. Le dijimos que cerrara la puerta de la habitación y que la mantuviera cerrada hasta que lleguemos allí", contó el hombre a Daily Mail Australia.
Una vez en la casa, Goodwin pudo sacar a la serpiente, que definió como "una de las más grandes que jamás haya visto". Luego la dejó en una estación de residuos, donde la habían solicitado para poder enfrentar una plaga de ratas. "Ahora vivirá el resto de su vida con un estómago lleno y una cama caliente (no la mía)", bromeó Trina en su cuenta de Facebook.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora