Hoy, los trabajadores municipales de Salvador Mazza endurecieron las medidas de protesta en reclamo por el pago en término de sueltos, ayuda escolar, entre otras remuneraciones. La modalidad adoptada esta mañana incluyó el bloqueo total de entrada y salida de vehículos del edificio comunal y quema de neumáticos, por lo que afecta directamente a la prestación de servicios de recolección de residuos, entre otros.
El conflicto lleva más de dos semanas y lejos de atunuarse, todo indica que va camino a agudizarse aún más. Los gremios exigen al intendente Rubén Méndez, respuestas definitivas a sus reclamos. "La paciencia de los vecinos, también está llegando a un límite", aseguran en Salvador Mazza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia