Martín Lanatta, el único de los prófugos recapturados tras 13 días de búsqueda, prefirió no hablar ante el juez federal Sergio Torres y solo atinó a decir que los golpes que tenía en su rostro se los hizo él mismo intentando escapar de la Policía.
Mientras tanto, la abogada Elizabeth Gassaro afirmó ayer que su defendido "no está en condiciones de declarar hoy" (por ayer) ante el juez federal Sergio Torres, debido a las lesiones físicas que sufrió el sábado, en un accidente tras el cual fue detenido.
"Pudo descansar unas horas, se está recuperando de a poco. No está en condiciones hoy de declarar y lo va a hacer en el momento en que esté en condiciones físicas de hacerlo", sostuvo la letrada, en la puerta de la cárcel de Ezeiza, tras mantener una entrevista de varias horas con su defendido en el locutorio del penal.
Gassaro sostuvo que Lanatta "tiene un hematoma muy grande en el ojo y en la parte facial" y señaló que "no tiene mordeduras de perros, como se dijo".
Sostuvo que "está a disposición de la Justicia", aunque señaló que lo encontró "muy mal, muy angustiado", además de "muy cansado", porque él y los otros dos prófugos "hace días que vienen sin poder dormir ni comer".
La abogada no dio precisiones acerca de por qué se escaparon, ni tampoco sobre por qué se separaron durante la fuga. Tampoco aclaró si los prófugos pensaron o no en entregarse.
Consultada por las razones por las cuales se fugaron los Lanatta y Schillaci, Gasaro fue clara: "Él lo va a aclarar llegado el momento".
Si bien la abogada explicó que había ciertas cuestiones de la charla que no podía hacer públicas, adelantó que Lanatta "va a aclarar por qué tomaron la decisión de fugarse" y reveló que habló con él de las razones del escape.
Por seguridad, Lanatta declarará hoy en el penal de Ezeiza. Hasta allí se trasladará el fiscal de Azul Cristian Citterio, quien sigue la causa por la fuga de la cárcel de General Alvear.
"Esperemos que se recupere y esté bien de salud para que pueda aclarar todo lo que pasó desde la fuga o la salida mejor dicho del lugar. Él va a aclarar lo que pasó en Alvear", aseguró.
En declaraciones a la prensa tras la salida del penal, Gasaro confirmó que a Lanatta lo defenderá "un equipo de ocho abogados", y resaltó que en Ezeiza se encuentra "aislado" y "a resguardo".
La letrada también opinó que Cristian Lanatta y Víctor Schillaci "deberían entregarse" porque "hay que estar a derecho y colaborar con la Justicia".
Martín Lanatta se reunió ayer al mediodía con sus abogados defensores en la cárcel de Ezeiza.
"Vinimos a informarles a ustedes que en este momento la que mantiene la entrevista con Martín Lanatta es la abogada Elizabeth Gassaro", había informado en horas de la mañana en la puerta de penal de Ezeiza el abogado Humberto Próspero.
Próspero y su socio Roberto Herrera acompañan a Gassaro en la asistencia letrada a Lanatta, hermano de Cristian Lanatta quien junto a Víctor Schillaci continúan prófugos presuntamente en la provincia de Santa Fe.
El letrado señaló que "la defensa por razones físicas o de ánimo puede pedir la postergación de la audiencia" con el juez federal Sergio Torres, quien "adelantó que esperará un informe médico para solicitar la indagatoria".
x

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia