En la tarde de ayer, en las instalaciones del predio exOlmedo Motors, se llevó a cabo un encuentro de tunning al que asistieron una gran cantidad rosarinos. La novedad es que fue organizado con fines solidarios para el merendero "Rayitos de Sol" del barrio Villa Viveros.
El club Multimarca Rosario de la Frontera es una institución que no tiene muchos años de trayectoria ya que se inició hace pocos años. Sin embargo, ha demostrado a través de sus acciones que la pasión y la solidaridad pueden ir de la mano.
Joel Barale, presidente de la institución, expresó su alegría por la gran concurrencia de público que se acercó a ayudar. "Estamos muy contentos porque el clima nos ayudó y pudimos hacerlo. Una vez por mes organismos un encuentro de autos y motos tanto clásicos como tunning donde los dueños pueden exponerlos y siempre con un fin solidario. La idea es crear un ambiente familiar, que los padres lleven sus hijos y puedan pasar una linda tarde con juegos y competencias. Queremos eventos que sean para todas las edades", destacó.
A su vez, Barale destacó que en esta oportunidad la novedad fue la carrera de tapa de válvulas. "Son tapas de cualquier vehículo, que se arman bajo un reglamento para que sea más o menos parejo. Tienen cuatro ruedas y se las lanza por una rampa con una pendiente, siguiendo su recorrido hasta la línea de llegada, la tapa que cruce en primer lugar será la vencedora. El campeonato durará 8 fechas consecutivas en los cuales se sumarán puntos empezando con 100 puntostos para primer lugar y 5 menos según el puesto siguiente sucesivamente, siempre que la tapa termine la carrera, con el fin de conformar un campeón el cual tendrá una mención de honor al final de cada campeonato", describió.

Y se armó el club

La idea de los encuentros nació en el año 2012, donde se hizo una expo NOA con el fin de recaudar alimentos para el asilo de ancianos. Todavía no estaba la idea del club pero se juntaron en aquella ocasión cerca de 60 autos que vinieron de distintas provincias y se juntaron dos camionetas llenas de mercadería.
Después de un tiempo, la idea fue fundar un club ya que en Rosario hay muchos fierreros que tienen esta pasión. "Siempre quisimos hacer lo que nos gusta relacionado a un fin solidario. Somos todos unidos y en este momento el club cuenta con 60 miembros. Este año ya vamos realizando 3 encuentros de los cuales uno fue para el día del niño en Copo Quile", comentó el presidente.
Marcelo Barale, padre de Joel, también ayuda al club cada vez que organizan una jornada. "Queremos evitar el manejo de dinero por eso siempre solicitamos a las personas que lleven alimentos, ropa o elementos de higiene o cualquier cosa que sirva. Queremos ayudar a gente que ayuda. No hace falta tener un vehículo sino voluntad", dijo Barale padre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora