El fuego se desató en la tarde de ayer. Las autoridades aseguran que fue intencional. El gobernador de Chubut piden la urgente asistencia al ministro de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman.
Ya se quemaron más de 1.000 hectáreas tras el incendio forestal en el Parque Nacional Los Alerces desatado ayer en las primeras horas de la tarde en ese sector de la cordillera de Chubut. Hay 12 personas evacuadas y el clima y el lugar donde se encuentra el foco del siniestro dificultan la lucha de aviones, helicópteros y brigadistas.
El fuego se encuentra a unos 20 kilómetros de la localidad de Trevelin aunque se estima que no llegará a ese lugar. El intenso calor y la baja humedad favorecen el desarrollo del fuego.
Daniel Crosta, intendente de Parque dijo que "no caben dudas que fue intencional y no producto de alguna cuestión climática" y agregó que el fuego se inició "en el mismo lugar que el año pasado". Las autoridades confían en que con el correr de las horas el fuego podrá circunscribirse y dejará de avanzar.
En tanto y por el momento se prohibió el ingreso de turistas. El Parque se encuentra en temporada alta con cientos de personas acampando en un lugar que se encuentra al pie de la cordillera con un paisaje paradisíaco y que cuenta con el Lago Futalaufquen alrededor del cual se encuentran los recreos donde concurren los visitantes.
El gobernador Mario Das Neves obtuvo el compromiso del Gobierno Nacional del envío de más equipamiento a la provincia para ayudar en el combate del incendio desatado. Das Neves habló con el ministro de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, a quien le transmitió su preocupación por la situación originada a partir de "un incendio intencional".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora