La Municipalidad de Salta oficializó ayer su Plan Municipal de Prevención Ambiental, centrado principalmente en dos ejes: la prevención de enfermedades provocadas por picaduras del mosquito Aedes aeyiptis (dengue, fiebre Zika y chikungunya), y el mantenimiento de los desages pluviales para resistir los aguaceros de la temporada de verano.
El plan se puso en marcha, según palabras del secretario de Ambiente y Servicio Público, Federico Casas, el 7 de noviembre, y se extenderá hasta el próximo 31 de marzo. Tendrá una duración de cinco meses y una inversión total de ocho millones, cinco para limpieza de canales y tres para instrucción ambiental a vecinos y descacharrado.
El secretario municipal expresó: "Vamos a mantener una acción permanente tanto para el descacharrado como así también para el mantenimiento de los canales". E hizo hincapié en que estas responsabilidades no son exclusivas del Gobierno sino que deben ser asumidas por la sociedad en su conjunto.
Dicha idea fue reafirmada por cada uno de los oradores del acto de presentación del plan, que además de los parlamentos contó con el apoyo audiovisual de un videoclip institucional. Además de Casas, tomaron la palabra el intendente Gustavo Ruberto Sáenz y el secretario de Salud de la Provincia, Francisco "Paco" Marinaro Rodó, quien asumió recientemente tras el recambio de titularidad en el Ministerio de Salud Pública. Este último fue enfático en agradecer el interés de la conducción municipal en el combate que debe darse a nivel provincial contra el dengue principalmente, y colateralmente contra todas las enfermedades transmitidas a través del mismo mosquito.
Sáenz, a su turno, reafirmó lo mismo. "Trabajar en forma conjunta siempre es mejor", dijo sobre las articulaciones entre la Municipalidad y la Provincia.
En el recibimiento a la prensa que se realizó en la intendencia también estuvo presente el concejal massista Matías Cánepa y tres de los promotores ambientales que realizarán un trabajo territorial con los vecinos de las cuatro zonas de la ciudad.

Sin obras

En la última temporada estival, primera de la gestión de Sáenz al frente de la comuna, las inundaciones, evacuaciones varias y daños dejaron entrever la fragilidad de la infraestructura fluvial de la ciudad. Ante ello, tanto Casas como el jefe comunal fueron enfáticos en reafirmar que "es imposible hacer en un año lo que no se hizo en 50". Ambos definieron como "el único plan serio en cincuenta años" el que está pensando el actual oficialismo municipal al respecto de los desages pluviales.
El intendente debió reconocer que se afrontará la próxima temporada estival sin realizar ninguna obra extra, que las únicas acciones que se prevén son de limpieza, mantenimiento y promoción de la conciencia ambiental en los vecinos, para que no crean que "los canales son basurales".
Sáenz se apresuró a explicar: "Tuvimos que hacer las gestiones para que aparezcan los fondos que permitan las obras, eso fue lo que realizamos durante este año". Consultado sobre cuándo empezarían dichas tareas, el jefe comunal estimó que después de mediados del año próximo. Explicó que primero tienen que llamar a licitación para la elaboración del proyecto ejecutivo, luego se debe realizar dicha cuestión que calculan que demorará dos meses, seguidamente deben hacer las presentaciones respectivas ante la entidad que aporta el crédito y recién se puede dar inicio a las obras en concreto. Los fondos provienen del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
"Hay muchos trámites previos que realizar antes de poder iniciar con las obras para mejorar la infraestructura fluvial, pero les aseguro que no me voy a ir de acá sin que se terminen", dijo el principal referente del Gobierno municipal.
La ciudad cuenta con aproximadamente 70 kilómetros de desages fluviales, lo cual "resulta insuficiente", según reconocieron las propias autoridades. "Por años se incrementó la cantidad de calles pavimentadas, es decir se redujeron las superficies de absorción del agua, pero no se invirtió en ampliar la red de drenaje", sentenció Casas.
En cuanto al mantenimiento, Sáenz remarcó que 11 kilómetros de canales están a cargo de Agrotécnica Fueguina, otros 11 corren por cuenta de la propia administración, y el resto se hacen mediante contrataciones o cooperaciones de otras instituciones, caso de la Gendarmería Nacional.

Promoción y descacharrado

Las tareas tendientes a la prevención de las enfermedades proliferadas por la picadura del mosquito, a su vez, se clasificarán en dos. Por un lado, la promoción ambiental, que estará en manos de 120 trabajadores municipales que recibieron capacitaciones durante este año y, por otra parte, el descacharrado que se llevará a cabo tres días a la semana, todas las semanas, utilizando dos camiones recolectores.
Se priorizarán las zonas críticas, según mapeos realizados por el Ministerio de Salud Pública.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 17 días

bla,bla ,bla,bla.

gringo segerer walter segerer

sorete oligarca

octavio graco
octavio graco · Hace 17 días

arreglen las calles, no se puede andar,marquen las sendas peatonales,hagan algo concreto,dejen de mantener vagos...


Se está leyendo ahora