Salta ya no es la de antes. En muchos aspectos la ciudad fue cambiando, y uno de los temas que más resalta es el aumento del parque automotor. Según revelaron desde la Dirección de Tránsito, teniendo en cuenta un estudio realizado por la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) en 2015, por la rotonda de Limache transitan cada día 70 mil vehículos. Solo esta cifra expone claramente cómo se circula en la Capital y evidencia que el embotellamiento también se multiplica, no solo en el centro, sino en las arterias de la periferia salteña.
Desde la Dirección de Tránsito, Miguel Ángel Sosa sostuvo que Salta vive un caos en hora pico. "La cantidad de vehículos que tiene la ciudad, más los que ingresan a diario desde otras localidades cercanas, hacen que se vuelva intransitable", remarcó Sosa.
El especialista señaló que los puntos más complicados son la avenida San Martín, Belgrano, Jujuy, Paraguay, Tavella, Deán Funes y Perón. "En algunas zonas se modificaron los tiempos de los semáforos pero el parque automotor crece mientras que la estructura sigue siendo la misma. Entonces lo que logramos es liberar algunas zonas y complicar otras o ni siquiera eso", admitió Sosa.
Uno de los ejemplos claros de esta situación se vive en la avenida Tavella y la ruta 26, donde en las primeras horas de la mañana y por la tarde se genera un cuello de botella que impide el paso fluido.
Otro de los casos que a diario debe atender la Dirección de Tránsito es el cruce entre Artigas e Yrigoyen. Sobre esta zona se realizó una medición de la cantidad de vehículos que cruzan por hora y el resultado fue de 4.600.
En las primeras horas de la mañana también resultan intransitables las avenidas Paraguay y Gato y Mancha, de Villa Palacios.
Tránsito lleva adelante un estudio sobre la crisis permanente que se vive en la avenida San Martín. Desde fines de diciembre se proyectaba la ampliación de veredas y la restricción vehicular, sin embargo el proyecto sigue en análisis. Para la realización del proyecto, el ingeniero René Cruz, de Tránsito, encara las mediciones tanto de espacios disponibles como del movimiento vehicular que se registra en diferentes horarios en la zona.

De concretarse, este proyecto llevará un largo tiempo de estudio. Según el relevamiento realizado por la AMT, la ciudad de Salta cuenta con 500 colectivos circulando por hora en la ciudad, incluidos los que vienen de las localidades del interior.
Solo por la esquina de la avenida San Martín y Pellegrini circulan por hora 200 ómnibus de Saeta y unos 3.500 vehículos.
Desde Tránsito destacaron que el proyecto de carriles selectivos que se aplicó en la avenida San Martín no funcionó a causa de la cantidad de vehículos y por la falta de compromiso de los conductores.

En la zona sur

"Para liberar la avenida Paraguay, una de las medidas que se analizan es la construcción de otro puente sobre el río Arenales. Se hizo un estudio para hacer su construcción y descomprimir el paso a la zona sur de la ciudad y que se conecte con la avenida del Carnaval, pero por la falta de presupuesto quedó solo en estudio", agregó Sosa a El Tribuno.
Una de las acciones que fue analizada es la restricción del ingreso al centro de la ciudad por patente, sin embargo Sosa la descartó de plano.
"No se cuenta con la cantidad de personal necesario para controlar el ingreso. La capacidad operativa de Tránsito no lo permite", aclaró.

En el centro

Los comerciantes, vecinos y trabajadores padecen la situación del tránsito desde hace años en el centro.
En la esquina de Deán Funes y Caseros, Ana atiende un negocio de artesanías.
"La hora de entrada en los colegios es la peor. Creo que se podría solucionar sacando los colectivos. Esta es una zona muy turística, donde se juntan los que vivimos en la ciudad más los colectivos que traen a los turistas y no se puede andar", analizó Ana.
La mujer afirmó que además las vibraciones de los colectivos están destruyendo todo, y puso de ejemplo el deterioro que sufrió la iglesia San Francisco.
En la avenida Belgrano, un joven de apenas 20 años afirmó que allí nadie respeta nada. "Los conos de separación de carriles no existen, los autos quieren cruzar por cualquier lado. Hace dos años que tenemos el kiosco y siempre fue igual. Nadie controla nada. El peor horario es desde el mediodía hasta las 14, y desde las 18 a las 20", dijo José. Para el joven, al caos lo generan los colectivos. "Como tienen un vehículo grande, no cumplen con nada", analizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


adriana mamani
adriana mamani · Hace 7 meses

No hay una única solución al problema, requiere varias y en conjunto. Estoy circustancialmete en Costa Rica y aqui las presas" como las llaman los ticos son TERRIBLES... Hay que desalentar el uso del automóvil y eso se logra con un excelente transporte publico, aca hay restricción de patentes en San José la capital y la gente tiene dos autos y entra con uno o el otro algo que también ocurriria allá muchas familias tienen dos autos. Deberia impedirse el ingreso de grandes colectivos de turismo en el microcentro o tener un horario, controlar realmente las doble fila en las escuelas sobre todo, instar al uso de otros transportes como las bicicletas pero se necesita mucha educación vial para que se las respete, en fin viviendo en una sociedad donde es realmente muy grave el problema ojala lo estudien con profundidad para hallarle una solución que beneficie a todos los que viven en la ciudad.

· Hace 7 meses

Es evidente que la rotonda del Colegio San Pablo necesita un puente o un tunel. Todas los dias en las horas pico se hacen grandes colas. El problema tiende a empeorar conel correr de los años.

Re KennethU
Re KennethU · Hace 7 meses

Una de las cosas que sí hay que hacer es lograr que los colegios se muden a la periferia, especialmente los particulares que alquilan viejas casas. Otra es fomentar los comercios en zonas no céntricas. Eso evitaría que para comprar un tornillo haga falta ir a la Av. Pellegrini al 600 o por allí. Y si es por repuestos para auto a la Av., San Martín al 1400 y alrededores.

ROSA aybar
ROSA aybar · Hace 7 meses

principalmente los colegios


Se está leyendo ahora