Comenzado el último trimestre del año, empiezan las pujas por la bonificación anual, por única vez y no remunerativa, que los gremios le solicitan a las empresas y al Estado. Las centrales sindicales nacionales han mostrado disidencias en esta coyuntura: la CGT unificada en triunvirato manifestó su interés en concretar el bono de fin de año, mientras que, tras una reunión, las dos CTA -Autónoma y de los Trabajadores- consideraron que la urgencia es la reapertura de paritarias antes que una bonificación especial.
Ambas posiciones se confunden en la realidad local, ya que gremialistas municipales y provinciales le dijeron a El Tribuno que el bono de fin de año será uno de los puntos de la próxima negociación paritaria. Los gobiernos respectivos -de Salta y de la capital- se comprometieron a convocarla en octubre. El Ejecutivo nacional, en tanto, directamente aplazó las negociaciones.

Docentes, primero

Desde la administración provincial confirmaron que está pautado que la paritaria se reabra después del 15 de este mes. Se iniciará con los trabajadores de la educación, tal como suele hacerse. Apuntaron que la ministra del área, Analía Berruezo, se encuentra preparando la posición gubernamental.
Como en toda la administración de Juan Manuel Urtubey, los aspectos financieros serán definidos por el jefe de Gabinete, Carlos Parodi. En este tercer gobierno es secundado por Sebastián Gomeza, ministro de Hacienda y Finanzas. Parodi aseguró en declaraciones recientes que se concretará un bono especial de fin de año, que se dividirá en tres pagos repartidos en los períodos de noviembre, diciembre y enero.
Según fuentes que participaron de las últimas paritarias provinciales, en algunas de las negociaciones de mediados de año se habló del bono de fin de año, aunque de manera soslayada y en las márgenes del debate. En esa instancia, los representantes del Gobierno deslizaron que ofrecerían 3.600 pesos distribuidos en tres pagos.
"Los docentes pediremos un incremento significativo con respecto al bono de fin de año del 2015, porque hay que tener en cuenta que los salarios se han deteriorado", adelantó Sergio Coronel, secretario gremial del Sindicato de Trabajadores de la Educación (Sitepsa). El jefe de Gabinete dejó entrever que la suma fija no remunerativa será mayor que la última otorgada, aunque no confirmó de cuánto será la propuesta del Ejecutivo.
El año pasado, cada pago fijo -cada una de las tres cuotas- no superó el umbral de las tres cifras (fueron 975 pesos por mes). Este año, si se corrobora la presunción de que cada pago sería de 1.200, el bono se situaría, en términos absolutos, más alto que el de 2015. De todas maneras, el análisis del aumento impone considerar una inflación proyectada en más del 40%, según reconoce Cambiemos. El incremento quedaría por debajo del comportamiento de la economía.
En conversación con este medio, otros voceros gremiales indicaron que no descartan que la idea del Gobierno provincial sea abrir la paritaria de octubre solamente para discutir el bono especial, por única vez y no remunerativo. No pocos sectores anticiparon que presionarán para que también se discuta un aumento porcentual de los salarios.
"Vamos a esperar a conocer la propuesta del Gobierno, pero indudablemente vamos a traer a colación la necesidad de recuperar el valor de los salarios", dijo Eloy Vidal Alcalá, principal referente del gremio de docentes técnicos, AMET. Dirigentes de ATE en Salta se sumaron a esa prédica. La Asociación Docente Provincial (ADP) fue más cautelosa, al asegurar que simplemente aguardarán al ofrecimiento gubernamental.
Coronel añadió que "los docentes sienten mucho malestar porque el 6% de aumento que se acordó en julio no impactó totalmente en todos los niveles, en algunos casos terminó quedando por debajo de ese porcentaje".
Los gremios provinciales no llegan a la paritaria de manera idéntica: los de educación y salud vienen de acordar un aumento del 6% sobre su sueldo de enero, mientras que los de la administración central conquistaron el mismo porcentaje pero tomando como referencia su sueldo de julio -que ya incorporaba la suba del 25% que se aplicó hasta mitad de año-.

Municipio

Por su parte, entidades sindicales del entorno municipal, que también prometió retomar la paritaria en el mes en curso, se mostraron resueltos a discutir aumentos salariales. Pero si el Gobierno provincial consigue debatir solo el bono, difícilmente el Ejecutivo comunal vaya más lejos en sus concesiones. "Vamos a pelear por un aumento en los salarios", dijo César Molina, de Ademus. Otros sindicatos de la intergremial municipal también se reconocieron de acuerdo con Molina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Jose Alberto Perez
Jose Alberto Perez · Hace 2 meses

Che periodista, el título de tu nota denota una evidente parcialidad y acompañamiento a la política local, pues ¡¡¡ como no va a ser superior al bono de 2015, si la inflación anual está calculada por todo el munto en mas de 45 % y apenas están dando el 23 % !!!!! ¡¡¡¡ che disimulen un poco o sino son una manga de b.... !!!!


Se está leyendo ahora