El pasado jueves, aproximadamente, a las 22.30, los cuarteles de bomberos Manuel Belgrano y Gral. Martín Miguel de Güemes, recibieron un alerta de incendio. Rápidamente se pusieron en movimiento y en menos de 6 minutos arribaron al lugar. Sobre calle Gobelli en barrio El Cruce, una vivienda pre-fabricada estaba siendo consumida por el fuego, las llamas se elevaban unos 10 metros con humo negro lo que causó gran alarma entre los vecinos. Tomó su tiempo pero el personal de bomberos logró controlar el siniestro hasta extinguirlo completamente, aunque el 80% de la casa fue consumida. La vivienda se encontraba deshabitada desde hace un año según comentarios de familias cercanas.
Lo que llamó la atención fue el comportamiento de las personas que se acercaron por curiosidad. Pusieron en peligro sus vidas y entorpeciendo el trabajo de los bomberos y policías. Más de 80 personas rodearon el lugar del incendio obstruyendo el ingreso de la autobomba, el desplazamiento de los bomberos, el tendido de las mangueras y poniendo en riesgo sus propias vidas. La mayoría de las personas con celulares en sus manos se tomaron una selfi o tomaron una foto de la casa en llamas, sin prestar atención el lugar donde pisaban o cada vez más cerca para una mejor toma.
Fue necesario despejar la zona
Tan caótica se tornó la situación que fue necesario que dos patrullas con efectivos policiales despejen la zona, "nadie sabía qué había en el interior de la casa, podía haber una garrafa o cualquier otro artefacto que pudiera explotar explotar frente al intenso calor, no pudimos trabajar correctamente y ellos se exponían a cualquier accidente" expresaron los bomberos desplazados hasta allí para combatir el incendio. No es la primera vez, esta situación se viene repitiendo en incendio anteriores aunque en esta oportunidad sobrepasó los límites. Es importante que la comunidad sepa cómo debe actuar frente a un siniestro similar, cómo puede colaborar sin entorpecer, pero en especial debe tomar conciencia que no se trata de un espectáculo público digno de retratar, ese pequeño morbo no debe ser la razón para exponer nuestra integridad física.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora