Un centenar de vecinos y gauchos disfrutaron de un gran patio criollo, que se realizó el domingo pasado en el predio de la Marcha Patriótica Permanente Martín Miguel de Gemes, de la ciudad de Rosario de la Frontera.
Participaron más de 200 personas, entre integrantes de fortines, vecinos de la región y representantes de instituciones intermedias locales.
El objetivo de estos encuentro no solo es mantener vivas las tradiciones criollas, sino también recaudar fondos para acondicionar el predio y poder dictar así clases de equinoterapia para personas con capacidades especiales.
Así lo confirmó a El Tribuno el presidente de la agrupación ecuestre, Ciro Arias. "Con este almuerzo, se busca conseguir fondos para refaccionar el predio de la entidad y ofrecer más y mejores servicios para toda la comunidad", expresó el dirigente.
El costo de la tarjeta fue de $100. "Lo recaudado nos permitirá seguir creciendo y acelerar las gestiones para la conformación del centro de equinoterapia, que funcionará en el predio".
Las clases estarán destinadas a la rehabilitación de niños, adolescentes y adultos.
En el proyecto trabajará un equipo interdisciplinario de kinesiólogos, terapeutas, técnicos ecuestres, auxiliares y una psicóloga.
"La mayoría de estos chicos realizan tratamientos pedagógicos y terapéuticos, pero dentro de cuatro paredes. La idea es que los papás vengan a disfrutar y tomar un rol protagónico en la terapia de sus hijos", comentó Ciro Arias.
La equinoterapia es una terapia integral para la rehabilitación física y psicológica de la persona a través de la monta a caballo. Gracias al vínculo constante con el animal, se consiguen grandes mejoras.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora