José Quiroga tiene 54 años y es médico cirujano cardiovascular. En sus 28 años de profesión realizó una cantidad innumerables de operaciones, pero quizás ninguna como esta. Hace menos de un mes realizó una inédita intervención quirúrgica de corazón en la que el órgano vital nunca dejó de latir. "Si al paciente se lo operaba a corazón abierto seguro se iba a morir porque no iba a tolerar esa cirugía", explicó el médico.
El avance de la medicina no tiene límites conocidos por ahora. Gracias a un nuevo método de intervención, que minimiza los riesgos que corren las personas al ser operadas del corazón, un metanense pudo continuar con vida.
El procedimiento que realizó José Quiroga, en el Instituto Médico de Alta Complejidad (IMAC), técnicamente se llama implante percutáneo por la punta del ventrículo izquierdo para cierre de una pérdida valvular. "La operación se realiza a través de una pequeña incisión que se hace y llega a la punta del ventrículo izquierdo y se pasa un catéter sin parar al corazón, o sea que sigue funcionando normalmente", explicó el especialista.
Y agregó: "Se pasa un catéter y se implanta un dispositivo para que cierre esa prótesis mitral que perdía. O sea, que la agresión que recibe el corazón y el resto del organismo es mínima gracias a esta nueva técnica que apareció".
El paciente que fue intervenido, según contó el doctor, provenía del interior de Metán y tiene 65 años. Actualmente se encuentra en una favorable recuperación.
"Si se hacía con la técnica anterior, una cirugía a corazón abierto, en la que había que parar el órgano, el paciente no la iba a tolerar porque tenía el corazón muy agrandado y se podía morir en el quirófano porque no iba a tolerar la cirugía", contó el cirujano.
Es la primera operación de este tipo que se realizó en Salta y en todo el NOA. "Tenemos programado hacer otra cirugía similar a esta, pero el otro mes. Son técnicas nuevas que recién ahora se están desarrollando en el mundo. Tienen a favor que no son tan agresivas, aunque tienen indicaciones precisas", agregó el médico.
Además explico que este tipo de operaciones no se pueden realizar en todos los pacientes. En este caso, este metanense tenía el corazón muy dilatado. "El paciente tenía un problema valvular", agregó Quiroga.
Con respecto al costo que tiene esta operación, el especialista aclaró que son caras, pueden llegar a costar entre 30 y 40 mil dólares. "Es costosa porque el material que se utiliza es descartable y no se fabrica en Argentina, o sea que todo es importado", añadió.
La vida en sus manos
Cuando hay una intervención quirúrgica, el paciente queda en manos de los especialistas que los operan y ellos lo toman con tal responsabilidad. "Nosotros parece que estamos acostumbrados a esta situación por el tipo de profesión que realizamos, todo el día hacemos cirugías de corazón, y ya se nos hizo un hábito", explicó el especialista ante la consulta de El Tribuno. Y para finalizar agregó: "Nosotros ponemos en práctica todo lo que hemos aprendido en beneficio del paciente. La gente siempre está muy agradecida, pero uno lo toma como algo natural porque es una obligación. Tenemos que solucionar el problema del paciente".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


rosanna bello
rosanna bello · Hace 10 meses

muy buena noticia para aquellos que puedan pagarla! felicitaciones a ese médico!! para la mayoría, un avance que no les llega y lo más triste será que mirando y sabiendo de su existencia, deberán resignarse a morir nomás porque su economía no puede hacer frente a esos gastos ojalá esta medicina estuera al alcance de muchos más que la plata no hace la felicidad pero sí la compra...

Eduardo Ibarra
Eduardo Ibarra · Hace 10 meses

Mis felicitaciones al Dr. Quiroga y a su equipo por dicha operación. Es confortante saber que tenemos gente que se mantiene actualizada de las ultimas técnicas mundiales y con la tecnología de vanguardia.


Se está leyendo ahora