Tiempo, paciencia y esperanza. Eso piden y albergan las familias de Jimena Galindo, Celeste Vides y Diego Corimayo, los tres salteños que viajaban en el colectivo protagonista de la tragedia vial cerca de Iquique, el 29 de enero.
A tres semanas del fatídico choque con un camión paraguayo, Jimena y Celeste son las que más delicadas están, aunque tuvieron leves mejorías que alientan a sus familias. Diego, quien sufrió múltiples fracturas en ambas piernas y en el brazo derecho, ya está en su casa, recuperándose bajo cuidados médicos diarios.
"Hace 48 horas Celeste tuvo una leve mejoría: le sacaron el respirador artificial y está comenzando a abrir los ojos", contó ayer Hugo Corimayo, el papá de Diego. Ambas familias están conectadas ya que Diego es el novio de Celeste, y ambos habían pasado varios meses ahorrando y planificando las vacaciones en Chile.
Celeste sigue en terapia intensiva, con controles permanentes y acompañada de sus padres. "Estamos preocupados por ella, pero nos alienta saber que tiene leves mejorías", añadió.
Sobre su hijo Diego, explicó que tras las múltiples cirugías a las que fue sometido, ahora está con internación domiciliaria. En el choque, ocurrido cerca de la localidad chilena de Pozo Altomonte, el joven sufrió fracturas en ambas piernas y doble fractura en el brazo derecho. La semana pasada fue operado en Salta capital y ahora está en su casa.
Traslado a Buenos Aires
En Iquique sigue también internada Jimena Galindo, aunque hoy a la noche está previsto su traslado a Buenos Aires, donde será internada en la clínica Fleni, especializada en neurología.
"Ella sigue con asistencia mecánica para respirar y ya abrió los ojos, ahora la llevamos a Buenos Aires para que le hagan un diagnóstico final que recién esperamos tener en diez días", contó su tío Carlos Galindo, quien se turnó durante estas semanas con otros familiares para cuidarla en el hospital de Iquique.
"Jimena evoluciona favorablemente dentro del cuadro delicado en el que está; es muy lento pero para nosotros es muy importante", añadió.
Las tres familias destacan el apoyo recibido para atender a los jóvenes. "Hubo gente que nos ayudó y el Gobierno provincial colaboró en los traslados y en Iquique; estamos agradecidos", dijo Corimayo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora