La isla de Sicilia está dando qué hablar sobre el cultivo de granos con métodos tradicionales. Es que los agricultores están volviendo a cultivar granos antiguos, como los llaman ellos. Se trata de recuperar la sabiduría ancestral que supo alimentar a la isla y a toda Italia desde tiempos remotos.
Giuseppe Li Rosi es el presidente de Simenza, una organización que reúne a 70 productores y se espera que otros 100 se sumen en el corto plazo. El agricultor siciliano explica que no necesitan utilizar químicos y que le dan el tiempo necesario a las distintas especies para que desarrollen todo su potencial. La rotación y asociación de cultivos son las claves para que en solo 4 años la producción se incremente al punto de superar el rendimiento del sistema de monocultivo de semillas transgénicas y fumigadas con químicos nocivos para la salud. Giuseppe cuenta orgulloso que es el protector de 3 variedades de trigo que el mercado había olvidado.
Esta iniciativa está recuperando la biodiversidad de Sicilia y sienten un nuevo renacimiento de la agricultura como parte de la necesidad de proveer alimentos sanos y nutritivos. La reactivación económica de la zona es otro de los motivos de entusiasmo porque cada vez es mayor la cantidad de personas que giran hacia lo natural.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora