El 8 de enero Jimena Lesa Brown (37) encontró su vehículo O kilómetro cubierto de pintura al óleo. Aunque se sintió conmovida, no se sorprendió. Sabía quién era el autor del ataque ocurrido en Cipolletti, Río Negro. Su ex novio, José Luis Pérez (38), la perseguía desde hace 10 meses. Desde que terminó a principios de 2015 su noviazgo con él, tras apenas 5 meses de relación el hombre no dejó de acosarla sistemáticamente: mensajes con amenazas contra su vida y la de sus cinco hijos que tiene de sus dos matrimonios anteriores, agravios llenos de saña y furia. Pérez hasta llegó a crear un perfil "trucho" en Facebook, al que subió fotos de su ex novia y su teléfono, contando que ejercía la prostitución. A la mañana siguiente, la mujer recibió 60 llamados de parte de hombres que querían tener sexo pago.
Lesa Brown es diseñadora pero trabaja vendiendo artículos por internet. Inició su relación con Pérez justo cuando había colapsado su segundo matrimonio. "Estaba muy vulnerable, me sentía sola y él, que es un ex compañero de la primaria, apareció y me ofreció ayuda, me comporté como una tonta" "Estaba muy vulnerable, me sentía sola y él, que es un ex compañero de la primaria, apareció y me ofreció ayuda, me comporté como una tonta", le contó a Clarín. En sus meses de novia comprendió rápidamente que algo no estaba bien en la cabeza de Pérez. "El tenía alucinaciones, delirios. Entonces me preocupé. Podía pasar de estar bien a querer matar a mi ex marido o veía cosas que no eran ciertas", explicó. Lo primero que hizo Pérez luego de la ruptura fue robarle a la mujer su tarjeta de débito. Lesa Brown tenía anotadas en un cuaderno sus claves, de donde el hombre las obtuvo. La mujer lo acusa de sacarle todo el dinero de la cuenta, 2.000 pesos.
Después comenzaron las amenazas por teléfono, los mensajes agraviantes y siguió con la cuenta falsa en Facebook y la pintada del auto. En uno de sus mensajes le escribió: "Te digo putita no voy a parar hasta hacerte mierda a vos tu auto y tus hijos".
"Te digo putita no voy a parar hasta hacerte mierda a vos tu auto y tus hijos".
En junio de 2015, Pérez se presentó en la casa donde Lesa Brown vive con sus hijos. En ese momento se encontraba su primer marido. La víctima denunció que el ex novio los amenazó a todos con un cuchillo de carnicero. Por este hecho puntual, la Fiscalía de Cámara de Cipolletti dictó una orden de restricción que él no cumple.
Desde entonces la mujer hizo denuncias a la comisaría 4ª pero los agentes le explicaron que sus reclamos no prosperarían porque no había ocurrido nada "irreparable". Cansada de esperar respuesta, decidió dar a conocer su caso en Facebook. Decenas de personas apoyan "la causa" de Lesa Brown. "Una cosa que descubrí es la cantidad de gente que ya no cree en la Justicia. Se contactaron muchos hombres que me dijeron que estaban a mi servicio".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora