El o la chofer de un auto con el que subió a la vereda en calle España al 600 en pleno centro de Tartagal y derribó una columna que sostenía un cartel en su intento de volver a la calle decidió dejar el auto abandonado en el lugar y darse a la fuga. Todo se produjo alrededor de las 6.30 de la mañana cuando los vecinos de esa cuadra escucharon un ruido estrepitoso que produjo el vehículo al chocar contra la columna de hierro. "El chofer debe haber estado borracho por eso dejó el auto y se fue. Pero se dio tiempo para sacar la chapa patente para no ser identificado. Esperamos que lo venga a buscar después que se le pase la borrachera", opinó un agente municipal de tránsito que junto a otros efectivos policiales se hicieron presentes en el lugar.
VEREDA.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...