Un adolescente de 13 años al que sus padres cambiaron de colegio porque sufría bullying por su color de piel murió ayer luego de permanecer internado en grave estado tras efectuarse un disparo en la cabeza, en su casa de la localidad bonaerense de Zárate.
El menor, llamado José, estuvo internado desde el lunes en el hospital Virgen del Carmen en gravísimo estado.
Los médicos ya le habían diagnosticado muerte cerebral, pero ayer se produjo su fallecimiento, según confirmaron voceros del hospital.
Escenas de dolor se vieron en el lugar, por parte de familiares del menor, tras conocer la noticia del deceso.
El incidente ocurrió el lunes pasado y comenzó cuando su madre notó que no había ido al nuevo colegio al que lo había cambiado tras sufrir acoso por parte de los compañeros.
Pensando que en su nuevo colegio también podía estar siendo víctima de burlas, la mujer fue a hablar con las autoridades. De regreso en su casa, la madre lo encontró con un disparo en la cabeza.
"No hubo violencia"
El hecho ocurrió en el barrio 6 de agosto. Y quien contó los detalles de lo que ocurrió fue el hermano de José, Damián: "Quiero aclarar que mi mamá nunca le pegó, jamás nos maltrató. Solo discutieron, lo retó por haberse rateado como cualquier mamá, pero no hubo violencia", dijo ya que las primeras versiones estaban relacionadas con una posible violencia familiar.
En cambio, el joven relató que su hermano sufría bullying en su anterior colegio y que él mismo fue quien le dijo a su mamá que lo sacara de allí: "Lo cargaban mucho, le decían "Obama'' y él sufría. Cuando volvía para casa se iba a dormir sin comer, no quería salir a jugar con sus amigos, era otro".
Finalmente dijo que "cuando lo cambiaron estaba mejor, se soltaba más y hablaba más con nosotros, por eso no entendemos lo que pasó".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 1 mes

Si este chico se hubiese defendido a las trompadas, (o a navajazos limpio como el chico de Oran) , hoy, una sarta de descerebrados estarían hablando de la familia ,de que era un pichón de delincuente, de que era un drogado, y mil boludeces mas. Desgraciadamente este chico decidió matarse ( es muy posible que haya habido problemas familiares) y puso fin a su sufrimiento. Hoy,de nada valen los lamentos y las lagrimas . ¡¡Descansa en paz criatura, y que nuestro Dios todopoderosa te arrope en su piadoso manto de protección y amor!!


Se está leyendo ahora