Anoche, en la pantalla de El Trece, Luisana Lopilato protagonizó la escena de mayor dramatismo en la novela Lobo . Luego de una fuerte crisis, su personaje, Victoria, decidió suicidarse.

Su obsesión por reconquistar a su ex novio, Lucas (Gonzalo Heredia), la llevó a secuestrarlo para realizar juntos un extraño ritual que uniría sus almas una vez muertos.

Pero su plan no le resultó como esperaba y Lucas fue localizado a tiempo por Miranda (Romina Gaetani) y Bruno (Adrián Navarro). Desesperada, Victoria se clavó un cuchillo para matarse.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia