Pasan los días y la relación entre los pilotos de Aerolíneas Argentinas y Austral y los directivos de la compañía se tensa cada vez más. La situación podría desembocar en alguna medida de fuerza para las próximas horas.
Una carta de la presidenta de la empresa, Isela Costantini, llegó ayer a manos de los sindicatos, después de una reunión que se realizó el viernes en la que participaron representantes del gremio de pilotos APLA y la compañía. "Es importante estudiar algunos puntos de la propuesta discutida y por qué creemos que es un ofrecimiento razonable dentro de la realidad que atraviesa el país y de las posibilidades de la empresa", empieza la comunicación interna.
"La oferta se encuentra por encima de los acuerdos paritarios cerrados en lo que va del año en distintas industrias y sectores productivos del país", sostiene Costantini en la carta.
Luego se detallan algunos puntos que la línea aérea de bandera les acercó a los comandantes. Pero más allá de la reunión, el acuerdo nunca llegó. Según se discutió en aquel encuentro de la semana pasada, la empresa estatal ofreció 35% de aumento no remunerativo durante 11 meses del acuerdo, lo que generaría un impacto en el bolsillo de los trabajadores de entre un 40 y un 42 por ciento.
Sin solución a la vista, la presidenta de Aerolíneas recordó que las estimaciones de organismos públicos y privados y consultoras anticipan niveles de inflación cercanos al 17% el próximo año, por lo que consideró adecuada la propuesta.
Desde hace poco más de un mes, la paritaria sectorial está trabada. Los representantes sindicales empezaron la negociación con un reclamo de 60% hasta septiembre del año próximo. De ahí se pasó a 50%, y luego se terminó en el incremento pretendido: 45 por ciento.
De acuerdo con lo que trascendió, Aerolíneas ofreció un bono para el último mes del acuerdo, septiembre de 2017, correspondiente a un 7% del salario mensual bruto de la categoría más alta, es decir, unos 13.500 pesos.
Eso no fue todo. Para lograr satisfacer a uno de los gremios mejor pagos del país, se llevó a la mesa de negociación el bono adicional de 2000 pesos, acordado recientemente en la Mesa de Diálogo por la Producción y el Trabajo convocada por el Gobierno y en la que participan la CGT y las cámaras empresarias. Pero la oferta tampoco quedó ahí. En las escalas más altas, a los pilotos se les puso a disposición eximirlos del pago del impuesto a las ganancias sobre el aguinaldo.
Rechazo y espera
La propuesta, sin embargo, fue rechazada. "Las amenazas expuestas en la reunión acerca de potenciales medidas de fuerza a efectuarse en los próximos días atentan contra la posibilidad de poder construir juntos -empleados y dirigentes gremiales- el futuro de crecimiento que anhelamos para cada trabajador y para la empresa. Estas medidas causarían un daño mayúsculo a nuestra aerolínea de bandera, pondrían al pasajero de rehén, empañarían la reputación de buen servicio que estamos construyendo juntos y afectarían profundamente sus ya endebles finanzas", dice la carta firmada por Costantini.
Reclamo
Es el aumento que pide el sindicato para cerrar las paritarias desde septiembre hasta el vencimiento, en el mismo mes de 2017
$ 2000.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 1 mes

Hay que esperar la opinión de la Vicky Xipolitakis.

RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 1 mes

los gremios quieren que pare la inflación pero piden y piden.


Se está leyendo ahora